jueves, 19 de enero de 2017

Pastela moruna de pollo

Hace años que tenía ganas de probar la pastela moruna, tantos como los que llevo por la blogosfera. Aunque ya ni me acuerdo como se llamaba el blog donde la vi por primera vez, si tengo en mente la suculenta imagen que me tentó.

Desde entonces por unos u otros motivos me "olvidé" de ella hasta hace unos meses que me decidí a probar la masa filo y la pastela moruna de pollo aquí presente. Aunque la lista de ingredientes es extensa, no es nada complicada de hacer y su sabor es espectacular, totalmente recomendada.

INGREDIENTES:
  • 300 gr. de pechuga de pollo
  • 2 zanahorias
  • 3 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de ras al hanout
  • 1 cucharadita de canela 
  • pizca de nuez moscada
  • chorrito de agua de azahar
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 100 gr. de almendras tostadas y picadas 
  • 2 huevos
  • perejil
  • sal
  • pimienta
  • 6 hojas de masa filo
  • aceite
  • mantequilla para pintar
  • canela y azúcar glas para espolvorear por encima (opcional)

PREPARACIÓN:

En una cazuela con agua cocer el pollo unos 15 minutos con las zanahorias y una de las cebollas. Reservar el caldo, las zanahorias y la cebolla para otra preparación. La pechuga la dejaremos enfriar un poco antes de trocearla bien menuda.

Pelamos y picamos las dos cebollas restantes y los dientes de ajo. Los pochamos en una sartén con un chorrito de aceite. Añadimos el jengibre, comino, cúrcuma, ras al hanout, canela, nuez moscada, miel, agua de azahar, zumo de limón, el pollo y las almendras, removemos que se integre todo y reservamos. 

Batimos los huevos, salpimentamos y ponemos un toque de perejil picado.

Engrasamos el molde en el que vayamos a hacer nuestra pastela. Colocamos dos hojas de masa filo encima y las pincelamos con mantequilla derretida, colocamos otras dos y volvemos a pincelar. Lo mismo con las dos restantes. Rellenamos con el pollo y vertemos por encima los huevos. Cerramos con la masa filo que cuelga por los bordes del molde y pincelamos con mantequilla. 

Con el horno precalentado a 180º horneamos unos 30 minutos. Para darle un último toque podemos espolvorear con canela y azúcar glas por encima. 

De rechupete!!!


Hasta el próximo día!!!

martes, 17 de enero de 2017

Crepes de zanahoria con champiñones y bechamel de cebolla caramelizada "Amigas unidas por un click"


Con un día de retraso, llegan de nuevo los retos quincenales de las "Amigas unidas por un click". Cristina fue la encargada de escoger ingrediente para el primer reto del año y los champiñones salieron ganadores.

Me fue imposible encontrar champiñones frescos por aquí, por lo que tuve que apañarme con los de bote. Pero con los frescos mucho mejor.

En cuanto Cristina nombró los champiñones lo primero que me vino a la mente fue hacer unos crepes. Luego se me ocurrió hacerlos con zanahoria en la masa y además de tener un color de lo más tentador, junto con el relleno de cremosa bechamel de cebolla caramelizada, champiñones y taquitos de jamón hacen una combinación deliciosa. 

INGREDIENTES:

Para los crepes:
  • 180 gr. de zanahoria cocida hecha puré
  • 150 gr. de harina
  • 2 huevos
  • 225 ml. de leche
  • 20 gr. de mantequilla derretida
  • sal
  • un poco más de mantequilla para engrasar la sartén
Relleno:
  • 250 gr. de champiñones
  • 2 cebollas
  • 50 gr. de jamón serrano cortado en taquitos
  • aceite
  • 15 gr. de harina
  • 300 ml. de leche
  • sal
  • pimienta
  • una cucharada de perejil picado

PREPARACIÓN:

Preparamos la masa de los crepes, para ello batimos los huevos con la leche, añadimos la harina tamizada, la zanahoria, la mantequilla, un poco de sal y batimos todo bien. Reservamos en la nevera. 

Para el relleno salteamos los champiñones en láminas en una sartén con un poco de aceite. Retiramos. 

Añadimos un poco más de aceite si hace falta y ponemos a caramelizar la cebolla cortada en plumas. Cuando esté hecha incorporamos la harina y removemos un par de minutos para que se cocine y coja un poco de color. Vamos añadiendo la leche y removiendo hasta integrarla toda. Cocinamos sin dejar de remover hasta que la salsa vaya espesando, salpimentamos y añadimos una cucharada de perejil picado. Integramos el jamón serrano y los champiñones a la bechamel. 

Sacamos la masa de los crepes de la nevera. Engrasamos un sartén amplia con un poco de mantequilla, vertemos un cucharón de masa y meneamos para cubrir toda la superficie. Dejamos cocinar por un lado y le damos la vuelta con cuidado a nuestro crepe. 

Una vez doraditos por ámbos lados ponemos unas cucharadas de relleno encima y enrollamos. Servimos en caliente cortados a la mitad y acompañados de un poco de brécol cocido.

Con estas cantidades me dio para 4 crepes grandotes y el resto los hice con pavo y queso. 


¿Qué habrán preparado mis compis?



jueves, 12 de enero de 2017

Bhajis de cebolla


¿Comiste alguna vez bhajis de cebolla? Yo es la primera vez que los hago, pero no será la última. 

Este aperitivo de la cocina hindú lo vi varias veces por la  red y también en uno de los libros que tengo. Enseguida me llamó la atención, aunque como siempre pasa por unas o por otras va quedando relegado hasta que un buen día le llega su turno. Es muy sencillo de preparar y con una mezcla de sabores deliciosa. ¿Te vienes a picar?


INGREDIENTES:
  • 2 cebollas
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 2 cucharaditas de cilantro picado
  • 1 guindilla verde sin semillas bien picada
  • sal
  • pimienta
  • aceite
  • 70 gr. de agua
  • 115 gr. de harina de garbanzos
  • 1 yogur
  • zumo de medio limón
  • menta

PREPARACIÓN:

Mezclamos el comino, cúrcuma, cilantro, guindilla, sal, pimienta, hariana de garbanzos y agua, hasta formar una pasta. Añadimos las cebollas cortadas en tiras finas y mezclamos hasta que esté bien integrado.  

Calentamos abundante aceite en un cazo y vamos cogiendo porciones de masa y friéndolas hasta que estén doraditas. Dejamos escurrir sobre papel absorbente. 

Servimos con la salsa de yogur que habremos preparado mezclándolo con el zumo de limón y unas hojitas de menta picadas. 


Hasta la semana que viene!!!

lunes, 9 de enero de 2017

Curry katsu de pollo


Se acabaron las navidades y toca darle salida al montón de recetas que tengo acumuladas. Cocinar y sacar las fotos me encanta, pero a veces me da una pereza ponerme delante del ordenador a escribir que si éste redactara solo publicaría todos los días, jejeje.

El curry katsu que os dejo hoy es una receta del libro de Jamie Oliver, "Comford food". La verdad es que cuando me lo regalaron no creía yo que le fuera a sacar tanto partido, pero va a ser que me sorprendió y para bien! 

Dice Jamie en el libro que el curry katsu es un plato superdelicioso y de los más populares en Japón. Su popularidad la desconozco, pero cierto es que está buenísimo. Gracias al comercio de las especias llegó al país nipón y junto con la técnica francesa del roux nació el curry katsu. Se prepara con carne de cerdo, aunque al igual que Jamie yo lo hice con pollo.

INGREDIENTES:

Pollo:
  • 2 pechugas de pollo
  • 125 ml. de buttermilk
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 diente de ajo
  • panko
  • aceite
  • sal
Salsa:
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 zanahoria
  • 20 gr. de cilantro fresco
  • aceite
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de curry
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 2 cucharadas de harina
  • 700 ml. de caldo de verdura
  • 1 cucharadita de chutney de mango (no lo puse)
Además:
  • arroz cocido
  • 1/2 cebolleta
  • 1/2 limón


PREPARACIÓN:

En un cuenco ponemos el buttermilk con el curry y una pizca de sal. Aplanamos las pechugas de pollo y las ponemos dentro del cuenco. Majamos el ajo y lo esparcimos por encima. Dejar en la nevera mínimo dos horas, mejor toda la noche.

Para la salsa picar finamente la cebolla, el ajo, la zanahoria y los tallos de cilantro. Ponerlo en una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite y las especias (jengibre, curry, cúrcuma y garam masala). Dejar unos 15 minutos hasta que empiece a caramelizar, removiendo de cuando en cuando. Agregar la harina y verter el caldo caliente. Remover de vez en cuando hasta que espese la salsa. Probar el punto de sal.

Cortar la cebolleta muy fina y ponerla en un cuenco con el zumo de limón y un poco de sal. 

Sacar las pechugas de la nevera y rebozarlas en el panko. Calentar abundante aceite en una sartén y freir las pechugas hasta que estén doraditas y bien hechas por dentro. 

Servir el pollo con la salsa por encima, la cebolleta encurtida y las hojas de cilantro. Acompañar de arroz cocido. 

Buen provecho!!!


jueves, 5 de enero de 2017

Limoncello casero


Estas botellitas de limoncello son uno de los detalles que preparé para estas navidades. Suerte que las tenía apartadas, porque hubo alguno que casi se lo bebe todo, jejeje. 

Hacer licor casero no es complicado, pero hay que hacerlo con antelación y a pesar de que las fiestas ya acaban os dejo la receta igual para que la tengáis en cuenta en próximas navidades o para cualquier día, que no hace falta que sea fiesta para tener un detalle con alguien. 

INGREDIENTES:
  • 400 gr. de aguardiente
  • 300 gr. de agua
  • 300 gr. de azúcar
  • 5 limones

PREPARACIÓN:

Lavar bien los limones, pelarlos y poner la corteza en un recipiente hermético con el aguardiente 15 días en un lugar oscuro. 

Hacer un almíbar con el agua, el azúcar y el zumo de los limónes. Guardar en otro recipiento hermético 15 días a oscuras. 

Pasados los 15 días colamos y mezclamos el líquido de ámbos recipientes. Lo embotellamos y dejamos reposar un mes antes de disfrutarlo.


Qué tengáis un feliz día de Reyes, seguro que fuisteis muy buenos y vendrán repartiendo alegría.

Hasta la semana que viene!!!






lunes, 2 de enero de 2017

Macarons con muselina de turrón blando


Bienvenido 2017!!! 

¿Qué tal la entrada de año? ¿Empezó con buen pie? Por aquí el nuevo año empezó muy dulce y soñando con disfrutar unos deliciosos macarons en París.

No en París, pero si en casa de mis padres, disfrutamos estos macarons con muselina de turrón blando que os dejo hoy aquí para que los disfrutéis vosotros también. Ya se que no es lo mismo verlos que catarlos, pero a ver si así os meto ganas y os animáis a hacerles la guerra a estos deliciosos bocaditos. Os dejo con ellos mientras yo sigo soñando con París...


INGREDIENTES:

Conchas:
  • 75 gr. de almendra molida
  • 75 gr. de azúcar glas
  • 56 gr. de clara de huevo
  • 75 gr. de azúcar blanco
  • 20 gr. de agua
  • colorante marrón 
  • cacao en polvo para espolvorear
Muselina de turrón blando:
  • 60 gr. de mantequilla
  • 110 gr. de leche
  • 1 yema de huevo
  • 20 gr. de azúcar
  • 8 gr. de maicena
  • 50 gr. de turrón blando (bien machacado con un tenedor)

PREPARACIÓN:

Para formar las conchas de los macarons empezamos preparando nuestra plantilla. En una hoja de papel de horno dibujamos circulitos con la ayuda de un cortador redondo o mismo un tapón de una botella. Le damos la vuelta al papel y lo ponemos encima de una bandeja plana para el horno. Preparamos también una manga pastelera con  una boquilla redonda de unos 8-10mm. 

Tamizamos la almendra y el azúcar glas. Los mezclamos con la mitad de las claras (28 gr.) y formamos una pasta. Reservamos.
Preparamos un almíbar con el azúcar blanco y el agua, los ponemos en un cazo con el termómetro, cuando marque 110º montamos los otros 28 gr. de claras a punto de nieve. Cuándo el almíbar marque 117º lo retiramos del fuego y lo vertemos sobre las claras montadas mientras batimos lentamente.  Añadimos una pizca de colorante marrón, subimos la velocidad y batimos hasta que esté bien montado y enfríe el merengue.  

Agregamos la mitad del merengue a la mezcla de claras, almendra y azúcar que habíamos reservado, mezclamos bien e incorporamos el resto con movimientos envolventes. Mezclamos hasta tener una masa no demasiado fluída, que no pierda la forma al formar el círculo. 

Rellenamos la manga, la colocamos perpendicular a la bandeja del horno y vamos formando circulitos de masa sobre nuestra plantilla. Dejamos secar las conchas el tiempo necesario hasta que se forme como una costra durita y no dejen marca al tocarles ligeramente con el dedo.

Precalentamos el horno a 140º, espolvoreamos las conchas con cacao en polvo y horneamos unos 13 minutos, dependiendo del tamaño. Dejamos enfriar sobre una rejilla totalmente antes de rellenarlos.

Para la muselina calentar la leche en un cazo. Batir la yema con el azúcar para blanquear, incorporar la maicena y echar 1/3 de la leche, remover hasta integrar. 

Verter la mezcla anterior en el cazo con el resto de la leche y llevar a ebullición sin dejar de remover mientras la crema va espesando. Retirar y atemperar un poco antes de añadir mitad de la mantequilla. 

Dejar enfriar, tapada con film, hasta que alcance 18º-20º, entonces añadir el resto de la mantequilla y el turrón blando y batir hasta emulsionar. 

Colocar la muselina en una manga pastelera con boquilla de estrella y rellenar los macarons.

Como siempre os digo, tener paciencia y esperar al día siguiente para disfrutarlos. Estarán muchísimo más ricos! 



 #RetoChristmasTimeCdM2016


Hasta el jueves!!!


jueves, 29 de diciembre de 2016

Carré de cordero


Saco del armario de borradores esta receta ideal para disfrutar en estas fiestas. Si a ti y a los tuyos os gusta el cordero no lo dudes. Es resultona a la vista, deliciosa al paladar y con la pieza ya preparada muy sencillo.

Mi corderito fue dado, la pieza ya venía con los huesos medio cortados y no tuve carnicero que me la pusiera bonita, por lo que lo tuve que hacer yo misma, pero bueno, no quedó demasiado mal, además lo que importa es el interior, jejeje. Lo acompañé de unas patatas asadas y la salsa del propio jugo del cordero reducido con brandy y un toque de miel.

INGREDIENTES:
  • costillar de cordero para carré
  • aceite
  • romero
  • tomillo
  • sal
  • pimienta
  • patatas
  • orégano
  • brandy
  • miel

PREPARACIÓN:

Para la preparción del carré podéis mirar este enlace. Le ponemos una ramita de romero en medio, salpimentamos y ponemos un toque de tomillo. Atamos con un cordel y ponemos en una fuente de horno con un chorro de aceite. Horno precalentado a 200º y en 30 minutos más o menos lo tenemos listo. 

Mientras se hornea el cordero asamos en otra bandeja unas patatas cortadas en dos, salpimentadas y con un toque de orégano. 

Una vez asado el cordero lo sacamos a una fuente para que repose y vertemos un chorro de brandy en la bandeja del horno para recoger los jugos del asado. Vertemos en un cazo, echamos una cucharadita de miel y reducimos un poco la salsa.

Le quitamos el cordel al cordero y lo servimos con las patatas asadas calentitas y la salsa aparte. 

Buen provecho!!!


Feliz año nuevo para tod@s! Qué el 2017 venga cargadito de alegría y cosas bonitas!!!

lunes, 26 de diciembre de 2016

Panettone de zanahoria y trocitos de chocolate


¿Qué tal de navidades? ¿Se portó bien Papá Noel? Por aquí este año vino cargadito, será que fui muy buena, jejeje, y le dejé cositas tan ricas como este panettone. 

Hace unos días, organizando mi lista de recetas pendientes, me topé con el panettone de calabaza que publicó Pam el año pasado. En ese momento mi yo amante de la zanahoria me dijo que la sustituyera por mi "odiada" calabaza. Después de hacer los deliciosos bollos suízos de zanahoria me quedara con ganas de hacer más bollería con ella y este panettone era la ocasión perfecta. No me defraudó!!!

Años atrás hice varios panettones, éste, que no gustó mucho, y éste que gustó más. El de este año se lleva la palma, esponjoso y riquísimo, además de un interior anaranjado de lo más tentador, aunque en la foto no se aprecia demasiado. 

Hice uno grande y dos más pequeños para regalar, ¡qué monos quedan en una bolsita con su lacito! El grande lo horneé en un molde alto metálico de 16cm. y los pequeños en unas tazas aptas para horno de 9 cm. Os recomiendo que lo probéis, disfrutaréis de unos deliciosos desayunos y meriendas!!!



INGREDIENTES:

Masa de arranque:
  • 100 gr. de harina de fuerza
  • 12 gr. de levadura fresca
  • 100 gr. de leche
Masa final:
  • 475 gr. de harina de fuerza aproximadamente
  • 3 huevos mediano
  • 200 gr. de zanahoria cocida y hecha puré
  • 15 gr. de miel
  • 60 gr. de azúcar
  • 5 gr. de sal
  • masa de arranque
  • 140 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de chocolate negro en trocitos
  • 125 gr. de chocolate con leche en trocitos
  • huevo batido para pincelar
  • mantequilla para el acabado

PREPARACIÓN:

Empezamos preparando la masa de arranque, para ello disolvemos la levadura en la leche y le agregamos la harina. Removemos con una cuchara, cubrimos con film y dejamos fermentar hasta que crezca y burbujee.

Para la masa final ponemos en el bol de la amasadora las 3/4 partes de la harina, agregamos los huevos batidos de uno en uno hasta mezclar. Seguimos añadiendo y mezclando la zanahoria hecha puré, la miel, el azúcar y la sal. Integramos la masa de arranque, añadimos el resto de la harina y amasamos hasta que esté bastante ligada. Añadimos en ese momento la mantequilla en trozos pequeños y amasamos integrándolos hasta que la masa esté fina y elástica. Formamos una bola y la dejamos fermentar en un bol tapado hasta que doble su volumen. 

Sacamos el gas a la masa e incorporamos los trocitos de chocolate. Dividimos la masa en tantas partes como panettones queramos hacer. Yo hice uno de 800 gr. y otros dos de 250 gr. aproximadamente. Formamos una bola con cada trozo de masa y la colocamos en los moldes. Dejamos fermentar hasta que la masa casi asome por el borde del molde. 

Precalentamos el horno a 180º. Hacemos un corte a los panettones en forma de cruz, levantamos las 4 puntas de masa y ponemos unos trocitos de mantequilla. Colocamos de nuevo las puntas en su lugar y pincelamos con huevo batido. Horneamos el tiempo  necesario. El grande lo tuve unos 35 minutos y los pequeños no llegaron a 20. Si vemos que se dora demasiado los cubrimos con papel de aluminio. 

Una vez cocidos dejamos enfriar los panettones boca abajo, pinchándolos con unas brochetas. Este paso me lo salté, lo intenté, pero lo veía tan blando y estaba empezando a rajarse que lo puse de nuevo boca arriba por miedo a que acabara rompiendo.  

A disfrutarlo!!!


jueves, 22 de diciembre de 2016

Tartaletas de almendra (Tarta de Santiago)


Aunque comí Tarta de Santiago varias veces, hace un par de meses que la hice por primera vez en casa. La receta es del libro "Postres y otras dulcerías" de mi paisana Pam. Otra vez más tengo que recomendártelo, sus recetas son irresistibles para lambonciños y todas las que hice fueron un éxito.

Al igual que ella me decanté por hacer esta tarta en versión tartaletas y no quedaron ni las miguitas. Su sabor y textura son deliciosas, le das un bocado y te deja con ganas de más. Os aseguro que es la Tarta de Santiago más rica que comí y todo el que la probó quedó encantado. Además es sencillísima de hacer, tan sencilla que incluso mi madre (que aborrece la cocina) la hizo. Por eso y porque le gustó muchísimo a todos. 

En la receta original Pam le pone ralladura de 1/2 limón, yo puse la del limón entero porque me encanta el toque de este cítrico. También comenta que le podemos poner un poco de canela, pero yo la omití, no gusta demasiado. Si queréis hornearla en un solo molde, uno de 24 cm. es el adecuado.

Por su sencillez, su rápida preparación y el poder dejarla hecha del día anterior y que esté más rica todavía, es un dulce perfecto para servir en nuestra mesa navideña. Tan perfecta que este año no me pienso complicar y será lo que lleve a la cena de Nochebuena... y estoy segura de que gustará a tod@s. Esta no está engalanada para las fiestas porque como os comenté al principio hace un par de meses que la hice, podemos cambiar el dibujo de la cruz por un motivo navideño. 


INGREDIENTES: (4 tartaletas de 10 cm.)
  • 250 gr. de almendras molidas
  • 225 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • ralladura de limón
  • azúcar glas para espolvorear

PREPARACIÓN:

Batir ligeramente los huevos con el azúcar y la ralladura de limón, lo justo hasta mezclar los ingredientes.

Integrar las almendras y verter la masa en los moldes engrasados. 

Con el horno precalentado a 180º hornear unos 20 minutos, hasta que el exterior esté dorado y el interior seco. 

Dejar enfriar y espolvorear con azúcar glas. 

Si la dejamos reposar un día antes de consumirla estará mucho más rica, aunque no me pude resistir a catarla y el mismo día también estaba buenísima!!!


Mucha suerte con la lotería y felices fiestas para tod@s!!!


lunes, 19 de diciembre de 2016

Galletas de turrón de chocolate


Ya no queda nada, en menos de una semana tenemos aquí la Navidad. Todos los años me gusta hacer galletas para regalar o decorar con mis sobrinas. Casi siempre utilizo la misma masa para las galletas decoradas (con glasa normalmente) pero este año me apetecía variar y preparar una diferente. Se me ocurrió hacerlas con turrón de chocolate a ver que tal quedaban y aunque es una masa un poco más difícil de manejar quedan bastante bien y se decoraran perfectamente.

Estas galletas de turrón de chocolate además de riquísimas tienen una decoración con chocolate blanco muy sencilla y a la vez vistosa. Utilicé un molde mini de silicona con motivos navideños, también podéis usar plantillas, como en estas galletas de San Valentín. Decoré la mitad de ellas así y la otra mitad la reservé para decorar con glasa y fondant con mis sobrinas.


INGREDIENTES:
  • 100 gr. de mantequilla
  • 150 gr. de azúcar
  • 200 gr. de turrón de chocolate
  • 1 huevo
  • 350 gr. de harina
  • pizca de sal
  • un poco de chocolate blanco para la decoración

PREPARACIÓN:

Derretimos el turrón de chocolate en el micro o al baño maría. Reservamos.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. 
Integramos el huevo y el turrón de chocolate templado. 
Por último agregamos la harina con una pizca de sal y amasamos hasta que esté bien incorporada. Formamos una bola y dividimos en dos.
Estiramos cada una de las masas del grosor deseado y la dejamos enfriar un rato en la nevera. 
Cortamos nuestras galletas con los cortapastas y las vamos colocando sobre una bandeja de horno. 
Con el horno precalentado a 180º horneamos unos 10 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Para la decoración derretimos chocolate blanco al micro o baño maría y rellenamos unos moldecitos con detalles navideños. Metemos al congelador unos minutos y desmoldamos. Con una gotita de chocolate pegamos los detalles a las galletas. Metemos el resto del chocolate en una manga pastelera con una boquilla pequeña redonda y adornamos con puntitos como más nos guste.



#RetoChristmasTimeCdM2016