lunes, 22 de mayo de 2017

Quiché Lorraine


A pesar de lo mucho que me gustan las quichés, todavía no tenía subida al blog la más conocida de todas, la quiché Lorraine. Mi versión con crujiente masa quebrada casera con cremoso relleno de huevos, creme fraiche, cebolla, bacon, enmental y un toque de orégano está para no dejar ni las miguitas. 

Es una receta ideal para llevar de excursión, la podemos preparar el día antes y fría estará igualmente deliciosa. A mi incluso me gusta más. 

Casi siempre que hago este tipo de tartas me gusta hacer la masa quebrada casera, no es nada complicada y está mucho más rica. Utilicé un molde de 18 cm. y me dio para dos veces. La que sobra la congelas y lista para otra ocasión. 



INGREDIENTES:

Masa quebrada:
  • 250 gr. de harina
  • 125 gr. de mantequilla fría
  • sal
  • 80 gr. de agua
Relleno:
  • 1 cebolla
  • 150 gr. de bacon
  • 2 huevos
  • 200 gr. de creme fraiche
  • pimienta
  • un puñado de queso enmental
  • orégano

PREPARACIÓN:

Empezamos preparando la masa quebrada. Para ello ponemos en un bol la harina con una pizca de sal y la mantequilla fría cortada en dados, mezclamos con los dedos trabajando muy poco, hasta que parezca como migas de galleta. Agregamos el agua y trabajamos solo hasta integrar. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en film y dejamos en la nevera media horita. 

Forramos un molde de 18 cm. con papel de horno. Estiramos la masa y la colocamos en nuestro molde. La dejamos una hora en la nevera. 

Precalentamos el horno a 200º. Ponemos un papel vegeltal encima de la base y colocamos garbanzos para hacer de peso. Horneamos 20 minutos, retiramos los garbanzos y el papel y horneamos 10 minutos más. 

Mientras preparamos el relleno. Doramos el bacon en una sartén. Escurrimos sobre papel de cocina. Cortamos menuda la cebolla y la pochamos en un poco de aceite. Escurrimos. 

Batimos los huevos y mezclamos con la creme fraiche. Ponemos un toque de pimienta. 

Una vez la masa esté dorada, la sacamos del horno y ponemos cebolla y bacon por encima. Vertemos la mezcla de huevos y creme fraiche y un puñado de queso enmental. Horneamos unos 30-35 minutos a 170º. La sacamos del horno y espolvoreamos un poco de orégano por encima. Servimos templada o incluso fría.


lunes, 15 de mayo de 2017

Vasitos de fresa y chocolate blanco


Hace ya unas semanas estaba yo pensando en hacer algo con fresas para llevar a casa de mis padres y ojeando el libro de Pam, "Postres y otras dulcerías" vi este sencillo y llamativo postre. 

Con estas cantidades me salieron 6 vasitos pequeños. Son muy rápidos de preparar y no tienen complicación ninguna. Gustaron mucho, por lo que tendré que repetirlos y en mayor cantidad!!!

INGREDIENTES:
  • 180 gr. de fresas
  • 90 gr. de azúcar
  • 1 hoja de gelatina
  • 100 gr. de chocolate blanco
  • 50 gr. de leche
  • 15 gr. de azúcar glas
  • 130 gr. de nata para montar

PREPARACIÓN:

Lavar, secar y trocear las fresas. Ponerlas en un cazo con el azúcar y llevar a ebullición a fuego lento. En unos 10 minutos se ablandarán. Pasarlas por un pasapuré y repartir en los vasitos. Llevar a la nevera mínimo un par de horas. 

Hidratar la hoja de gelatina en agua fría 5 minutos. 

Trocear el chocolate y ponerlo con la leche y el azúcar en un cazo y llevarlo a ebullición sin dejar de remover. Retirar y mezclar con la hoja de gelatina escurrida hasta que se disuelva. Dejar templar. 

Montar la nata y agregarla a la mezcla anterior con movimientos envolvente. Verterlo en los vasitos encima de la fresa y meter en la nevera, mejor de un día para otro. 

Decorar con unas rodajitas de fresa y servir frío. 



lunes, 8 de mayo de 2017

Aros de cebolla super crujientes

Nos encantan los aros de cebolla, son un vicio. Hace tiempo publiqué unos que puedes ver aquí. Éstos se rebozan en una mezcla diferente, no llevan ni huevo, ni cerveza, pero si tienen un toque de levadura y parte de la harina de trigo la sustituí por harina de garbanzos, que, según vi en un programa de la tv, da un toque más crujiente. Van rebozados en una mezcla de panko y pan rallado, lo que favorece que crujan todavía más. 

Suelo hacerlos cuando preparo hamburguesas, pero también son ideales para servir como aperitivo acompañados de nuestra salsa favorita. ¿Picamos?


INGREDIENTES:
  • 1 cebolla grande 
  • 30 gr. de harina de trigo
  • 30 gr. de harina de garbanzos
  • 80 gr. de agua fría
  • 1/4 de levadura en polvo
  • panko y pan rallado (mitad y mitad)
  • sal
  • pimienta
  • aceite para freir

PREPARACIÓN:

Pelar y cortar la cebolla en rodajas gruesas. Poner en un cuenco las harinas, con la levadura, sal y pimienta. Añadir el agua fría y mezclar hasta que no queden grumos. 

Mojar los aros de cebolla en la masa anterior, escurrirlos y rebozarlos en la mezcla de pan rallado y panko.

Calentar abundante aceite y freir los aros de cebolla hasta que estén doraditos. Dejar escurrir sobre papel de cocina y a picar!!!


Feliz semana!!!


martes, 2 de mayo de 2017

Bizcocho de chocolate y vainilla


Después de un largo fin de semana, bueno, largo largo no es que fuera, un día más que sabe a poco, pero menos es nada, volvemos a la rutina diaria y que mejor que empezarla desayunando un rico bizcocho hecho con nuestras manos. 

La combinación de chocolate y vainilla es deliciosa y su jugosa textura aguanta tierna varios días. Sencillo y rápido de preparar, en una hora tendremos nuestro bizcocho enfriando... a ver quién es el primero que le mete el diente!!!


INGREDIENTES:
  • 4 huevos
  • 150 ml. de aceite
  • 125 ml. de buttermilk
  • 210 gr. de azúcar
  • 200 gr. de harina
  • 10 gr. de cacao en polvo 
  • 1/2 vaso de agua caliente
  • 2 cucharaditas de levadura 
  • pizca de sal
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos nuestro molde. 

Disolvemos el cacao en polvo en el agua caliente y dejamos enfriar. 

Batimos los huevos con el azúcar un buen rato hasta que doblen volumen. Añadimos el aceite y el buttermilk poco a poco y seguimos batiendo. Incorporamos la harina tamizada con la levadura y una pizca de sal. 

Dividimos la mezcla en dos y a una le añadimos el cacao en polvo y a otra la vainilla. 

Vertemos la mezcla en el  molde, intercalándola y hacemos remolinos con un palito para mezclarla. 

Horneamos unos 35-40 minutos. Dejamos enfriar un rato dentro del molde y luego desmoldamos y dejamos que termine de enfriar sobre una rejilla. 


lunes, 24 de abril de 2017

Garbanzos con toque oriental

La receta de hoy lo tiene todo, rápida de preparar, si utilizamos garbanzos en conserva, muy sencilla y deliciosa. Si te gustan los sabores orientales seguro que te encantará. 

Son un pica pica de lo más tentador, ideales acompañados de una salsa fresca de yogur. También los puedes servir como guarnición, en mi caso fueron el acompañamiento de unas chuletas de cerdo. Tanto fríos como calientes están riquísimos, desaparecerán antes de que te des cuenta!!!


INGREDIENTES:
  • 400 gr. de garbanzos cocidos en conserva
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de curry
  • 1/2 cucharadita de garam masala
  • 1/4 de cucharadita de jengibre 
  • pizca de pimienta
  • 1 cucharada de cilantro picado
  • 1 chorro de zumo de limón
  • chorrito aceite

PREPARACIÓN:

Escurrimos los garbanzos de su líquido, los lavamos y secamos bien. 
Picamos los dientes de ajo y los ponemos en una sartén amplia con un chorrito de aceite, añadimos la cúrcuma, curry, garam masala y jengibre. Incorporamos los garbanzos, mezclamos y dejamos unos 10 minutos, meneando la sartén de cuando en cuando. Por último ponemos un toque de pimienta, añadimos el cilantro picado, un chorro de zumo de limón y servimos.


Se comen como pipas!!!

lunes, 17 de abril de 2017

Bizcocho de yogur de limón


¿Qué tal de Semana Santa? ¿Pudisteis desconectar? Nosotros hicimos una mini escapadita que aunque corta cundió mucho. Ahora toca volver a la rutina y para endulzarla os invito a un trocito de bizcocho. 

El famoso bizcocho de yogur, el que no tiene complicación ninguna y todo el mundo conoce y sabe hacer no podía faltar en mi recetario. Es de las pocas recetas que aprendí de mi madre y de lo poco que ella hace. Un básico que se puede preparar de mil sabores. Nuestro favorito es con yogur de limón y ralladura para acentuar su sabor. ¿Quieres?



INGREDIENTES:
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura 
  • 1 yogur de limón
  • 1 vaso de yogur de aceite
  • 2 vasos de yogur de azúcar
  • 3 vasos de yogur de harina
  • ralladura de 1 limón
  • azúcar glas para espolvorear

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º. 

Batimos los huevos con el azúcar y la ralladura de limón.  Añadimos el aceite y el yogur, batimos. Por último incorporamos la harina con la levadura y vertemos la masa en el molde engrasado. 

Horneamos unos 35 minutos, hasta que al pinchar un palito salga limpio. Dejamos enfriar sobre una rejilla unos minutos dentro del molde y luego desmoldamos y dejamos que termine de enfriar. 

Espolvoreamos con azúcar glas en el momento de servir.


Nos vemos la semana que viene. Ando liadilla, así que hasta nuevo aviso solo publicaré los lunes. Hasta entonces!!!

lunes, 10 de abril de 2017

Crullers

Esta especie de rosquilla frita de origen fránces se elabora con masa choux y lleva un glaseado que la hace más deliciosa todavía. No son demasiado complicados de preparar y aunque deben consumirse lo antes posible eso no es problema ya que solo con mirarlos desaparecen.

Para hacerlos seguí la receta de uno de mis libros favoritos, "Postres y otras dulcerías", de Pamela Rodríguez. En la original el glaseado lleva una cucharadita de licor de naranja, aunque yo prescindí de él. Todas las recetas que hice del libro son un éxito y ésta no fue la excepción. 


INGREDIENTES:

Masa:
  • 125 gr. de leche
  • 40 gr. de mantequilla
  • 20 gr. de azúcar glas
  • pizca de sal
  • 70 gr. de harina de repostería
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • aceite para freir
Glaseado:
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 3 cucharaditas de agua

PREPARACIÓN:

Calentar en un cazo la leche con la mantequilla, el azúcar y la vainilla hasta que se disuelvan. Cuando esté a punto de hervir, retirar del fuego y agregar la harina de golpe, mezclando con rapidez. 
Volver a poner al fuego y cocer removiendo durante unos minutos, hasta que la masa esté homogénea y se despegue de las paredes del cazo. 
Retirar del fuego y agregar el huevo (puede que sobre un poco), remover para formar una masa brillante y muy suave que aguante la forma. 
Meter la masa en una manga pastelera con boquilla de estrella. 

Recortar cuadrados de papel de horno y formar los crullers, cogiendo la manga vertical al papel. 

Calentar abundante aceite a unos 175º y freir los crullers hasta que estén doraditos. El papel se despegará en unos segundos y con unas pinzas lo podemos retirar.

Dejar escurrir los crullers sobre papel de cocina. Cuando enfríen bañarlos con el glaseado que preparamos mezclando el azúcar glas con el agua. 

Dejarlos secar y consumir lo antes posible. 


Nos vemos el lunes que viene, disfrutad de los días de fiesta todo lo que podáis!!! 



jueves, 6 de abril de 2017

Tarta de queso y fresa de reciclaje


Una tarrina de queso a punto de caducar, un brick de nata abierto, unas fresas poniéndose feas... de los restos surgió esta mini tarta que el afortunado catador disfrutó de lo lindo. 

No utilicé las típicas galletas tipo "digestive" para la base, ya que no tenía. En su defecto usé galletas de las redondas de toda la vida. Forré también un poco los laterales de la tarta para darle otro efecto y me gustó como quedó. Cremosa y nada duce, ¿un trocito? 


INGREDIENTES: (para un molde de 12 cm.)
  • 70 gr. de galletas
  • 30 gr. de mantequilla
  • 120 gr. de fresas 
  • 60 gr. de azúcar
  • 1 hoja de gelatina
  • 70 gr. de nata para montar
  • 150 gr. de queso crema

PREPARACIÓN:

Lavamos y secamos las fresas. Las ponemos en un cazo cortadas en trozos con el azúcar y las dejamos a fuego medio hasta que se deshagan. El líquido lo ponemos en otro cazo y lo que no coló lo reservamos para cubrir la tarta por encima. 

Para la base de galleta hacemos polvo las galletas (meter en una bolsa de congelar y darles de lo lindo con un mazo o rodillo) y las mezclamos con la mantequilla derretido. Forramos la base y el lateral de un molde de 12 cm. y vamos colocando la galleta aplanando con los dedos. La dejamos enfriar un par de horas. 

Ponemos a hidratar la hoja de gelatina 5 minutos en agua fría. Calentamos el líquido que hemos colado de las fresas y le añadimos la hoja de gelatina escurrida. Dejamos atemperar y mezclamos con el queso crema. 

Por último montamos la nata y la integramos al queso con movimientos envolventes. Vertemos encima de la base de galletas y la dejamos enfriar, mejor de un día para otro. 

Cuando vayamos a servir cubrimos por encima con la fresa que habíamos reservado al colar el líquido. 


Con esta receta participo en el concurso "Cinco años de Cocinando con Las Chachas"


lunes, 3 de abril de 2017

Tajín de albóndigas


A la vista pueden parecer unas simples albóndigas con tomate, pero no, es un tajín de albóndigas sencillo y con el delicioso sabor de las hierbas y especias de la cocina marroquí. La receta es del libro "Platos del mundo", de su capítulo de África y Oriente medio, lleno de color, sabor y aroma. 

Es una manera diferente de prepararlas, las albóndigas no van rebozadas en harina ni pan rallado ni se fríen antes de mezclarse con la salsa. Se cocinan en la propia cazuela en apenas 5 minutos y quedan sabrosísimas. Si tenéis el recipiente del tajín ideal, yo no tengo y la hice en una cazuela de hierro y quedan genial.

INGREDIENTES:

Para las albóndigas:
  • 500 gr. de carne de ternera picada
  • 1/2 cucharada de pimentón
  • 1/4 cucharada de canela en polvo
  • 1/2 cucharada de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite 
Para la salsa:
  • 2 cebollas
  • 50 gr. aceite
  • 3 dientes de ajo
  • 4 tomates
  • 400 gr. tomate triturado
  • 15 gr. cilantro
  • 15 gr. perejil

PREPARACIÓN:

Pelar los tomates y rallar su pulpa. Cortar las cebollas en trozos bien menudos. Picar los dientes de ajo finamente. Cocinar a fuego lento en una cazuela con un poco de aceite unos 20 minutos, hasta que el líquido se evapore. 

Mezclar en un bol la carne picada con el pimentón, canela, comino, sal, ajos bien picados y las cucharadas de aceite. Picar el perejil y el cilantro y añadir la mitad a la mezcla. 

Añadir la otra mitad del perejil y cilantro a la cazuela con el tomate triturado, probar de sal. 

Darle forma a las albóndigas y meterlas en la cazuela, bajar el fuego, taparla y dejar cocer unos 5 minutos. Agitar la cazuela para moverlas, no manipularlas para que no rompan. Servir recién hechas y con mucho pan para mojar en la salsita!!!

Nosotros las acompañamos de cous cous, deliciosa combinación!!!


jueves, 30 de marzo de 2017

Raviolis de pollo y pesto de canónigos


¿Os acordáis del pesto de canónigos que os enseñé la semana pasada? Pues hoy os dejo estos raviolis que rellené con él y unos restos de pollo cocido. Ya sabéis que nada se tira y del reciclaje salen comidas tan deliciosas como ésta. 

Para la pasta fresca sustituí parte de la harina por sémola de trigo, aunque me gustó, la prefiero solo con harina. También me pareció un poco más difícil de trabajar, sobre todo para hacerlo sin máquina de pasta, como es mi caso. 

INGREDIENTES:

Para la pasta fresca:
  • 100 gr. de sémola de trigo 
  • 100 gr. de harina de fuerza
  • 2 huevos
  • sal
Para el relleno:
Además:

PREPARACIÓN:

Para preparar la pasta fresca ponemos en un bol la harina con la semola y la sal en forma de volcán y añadimos los huevos en el centro. Mezclamos y amasamos un buen rato hasta que esté bien ligada. Para más facilidad, hacerlo con amasadora. Dejamos reposar la masa media horita en la nevera. 

Mientras la masa reposa preparamos el relleno. Desmenuzamos el pollo cocido y lo mezclamos con el pesto y las cucharadas de queso crema. Metemos el relleno en una manga pastelera para mayor comodidad. 

Dividimos la masa en dos y la estiramos formando un rectángulo con cada una. Ponemos montoncitos de relleno sobre uno de los rectángulos, teniendo en cuenta el tamaño de nuestros raviolis. Sellamos los bordes con un pincel con agua y colocamos el otro rectángulo encima. Presionamos bien y cortamos nuestros raviolis. Los podemos dejar secar o cocerlos al momento. 

Ponemos al fuego una olla con agua y cuando hierva salamos y añadimos los raviolis. Cocemos unos 3-4 minutos. Los retiramos con una espumadera y los ponemos en una fuente que pueda ir al horno. Rallamos un poco de parmesano por encima y los gratinamos hasta que el queso se funda.

Diluímos una cucharada de pesto con un poquito de aceite y rociamos nuestros raviolis por encima. A comer!!!