martes, 26 de julio de 2016

Limonada de cerezas y licor de frutas. Hasta septiembre!!!


Me encanta el verano, cuando el sol se cuela bien temprano por la ventana y te despierta anunciando un día espléndido (aunque si quiero seguir durmiendo ya no me gusta tanto, jeje), prescindir de chaqueta, estar en chanclas y con las piernas al aire... y también me encanta una de las bebidas estrella de esta época, la limonada! 

Esta versión con cerezas y un puntito de locura de licor de frutas (regalo de la abuela de mi cuñado, hecho por ella) nos alegrará el paladar además de refrescarnos. Incluso yo, que no me gustan las cerezas ni el licor de frutas, me tomé unos traguitos de buena gana. Por supuesto podéis prescindir del licor si la van a tomar los niños o poner otro al gusto. 

Es sencilla y rápida de preparar, llamativa y deliciosa. Ya estáis tardando en poneros a deshuesar las cerezas, que será el mayor trabajo que os dará, y disfrutar de esta rica y refrescante limonada. 


INGREDIENTES:
  • 120 gr. de cerezas
  • 70 gr. de azúcar
  • 90 gr. de zumo de limón
  • 300 ml. de agua fría
  • 25 gr, de licor de frutas (opcional)
  • cubitos de hielo
  • menta, cerezas y rodajas de limón para decorar

PREPARACIÓN:

Exprimimos el zumo de limón. Lavamos y deshuesamos las cerezas y las ponemos en el vaso de la batidora con el azúcar y el zumo. Trituramos y colamos. En una jarra mezclamos con el agua fría y el licor de frutas y añadimos un par de rodajas de limón cortadas en cuartos. 

Decoramos los vasos con rodajas de limón y cerezas y servimos bien fría con un par de cubitos de hielo y unas hojitas de menta.


Me llevo un vaso de refrescante limonada y con él me despido hasta septiembre. Viene bien tomarse un descansito, aprovechar para hacer otras cosas, o simplemente desconectar un poco aunque sea en casita. 

Os deseo a tod@s un feliz agosto, disfrutad mucho tanto si vais de vacaciones como si no. Nos vemos en septiembre!!!

lunes, 18 de julio de 2016

Pastel de calabacín, parmesano y romero


Los que me leéis habitualmente sabéis que me encantan este tipo de pasteles. Todos los veranos (y no tan veranos) son un fijo en nuestras salidas domingueras y pocas veces repetimos el mismo, aunque este os confieso que de tanto que nos gusta ya lo hice unas cuantas veces.

Este pastel salado es una buena manera de disfrutar del calabacín sin que se aprecie y con un toque de parmesano y romero que le dan mucha alegría. Resulta muy jugoso, templado está delicioso y frío igual de rico, incluso al día siguiente sigue estando buenísimo. 


INGREDIENTES:
  • 130 gr. de harina
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura
  • 60 gr. de aceite
  • 180 gr. de creme fraiche
  • 60 gr. de parmesano rallado
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 ramita de romero
  • sal
  • pimienta

PREPARACIÓN:

Lavamos el calabacín (lo pelamos si queremos) y lo cortamos en trocitos menudos. En un chorrito de aceite lo pochamos un poco. Reservamos. 

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde rectangular de 25 cm. 

Batimos los huevos con el aceite. Incorporamos la harina tamizada con la levadura y la creme fraiche. Integramos el calabacín con el parmesano y unas agujitas de romero. Salpimentamos y vertemos la masa en el molde. Horneamos unos 35-40 minutos y dejamos templar antes de desmoldarlo. 


lunes, 11 de julio de 2016

Ensalada de manzana, patata y bacon "Amigas unidas por un click"


Entre la extensa variedad de manzanas que existen, mi favorita, y prácticamente la única que como, es la Granny Smith, siempre crujiente, jugosa y ácida. Si al morder la manzana no cruje, no soy capaz de comerla, me da igual que sea más o menos ácida, pero si está blandengue no puedo con ella. Por eso la Granny Smith es la única que compro para mi. 

Tampoco me gusta cocinarla, a no ser que vaya en medio de la carne de las albóndigas o mezclada entre los ingredientes de una tarta de zanahoria para hacerla más jugosa. No soy amiga de las típicas tartas de manzana ni purés ni compotas. Al natural, y bien crujiente, es como la disfruto. Rarita que es una, jejeje.


Por eso, cuando Isabella eligió las manzanas para el nuevo reto, y último de la temporada, de "Amigas unidas por un click" no lo pensé mucho y me decidí por una ensalada. Patatas, un toque de bacon y manzana al natural, que sigue crujiente y le da un punto de frescor delicioso. 

Como estos días el blog celebra su 5º cumpleaños (y ojalá sean muchos más!!!) vestí la ensalada de fiesta para celebrarlo. Si la servimos en unas copas seguirá siendo igual de sencilla pero el doble de elegante. Yo soy de las que piensa que no hace falta complicarse para quedar bien, por muy simple que sea un plato un pequeño detalle puede marcar la diferencia y hacerlo más grande.


INGREDIENTES:
  • 1 manzana verde Granny Smith
  • 2 patatas mediana 
  • 50 gr. de bacon
  • cebollino
  • vinagreta de mostaza antigua (2 cucharadas de aceite, 2 cucharadas de vinagre de manzana, 1 cucharada de mostaza antigua, sal, pimienta)

PREPARACIÓN:

Lavamos bien las patatas y las ponemos a cocer en agua con sal hasta que no ofrezcan resistencia al pincharlas con un palillo. Escurrimos y dejamos enfriar. 

Mientras se cuecen las patatas doramos el bacon, escurrimos el exceso de grasa y reservamos a enfriar. 

Picamos el cebollino y preparamos la vinagreta mezclando todos los ingredientes.

Una vez frías las patatas las pelamos y cortamos en cuadraditos.  

Lavamos bien la manzana, cortamos en cuartos y reservamos uno de ellos para adornar nuestras copas con láminas. Cortamos en cuadrados el resto de la manzana.

Mezclamos las patatas con el bacon, cebollino y la manzana, aliñamos con la vinagreta y la servimos en las copas adornadas con las láminas de manzana y unas ramitas de cebollino.


¿Qué habrán preparado mis compis? ¿Te vienes a verlo?



Os invito a visitarnos en Instagram y compartir vuestras recetas con el ingrediente del reto ¿Quién se anima?

Este reto manzanero es el último de la temporada, las "Amigas unidas por un click" se toman un descansito hasta septiembre, donde volveremos con más ganas si cabe!!!

El blog seguirá en activo unas semanas más, nos vemos el próximo día!!!

lunes, 4 de julio de 2016

Cous cous con salchichas frescas y salsa de cebolla especiada


Como sabréis por mi entrada anterior, el ingrediente estrella del último reto de las "Amigas unidas por un click" era el cous cous. Os comenté que era la primera vez que lo hacía, pero no sería la última. 

Esta vez me decidí por hacerlo en caliente, acompañado de unas salchichas frescas y una salsa de cebolla con toque hindú. El resultado nos gustó muchísimo, incluso recaliente estaba de lo más rico.

¿A vosotros os gusta el cous cous? Os invito a participar con vuestras recetas en el#retocouscousclick que tenemos en Instagram. Pincha aquí y entérate de todo.

INGREDIENTES:
  • 125 gr. de cous cous
  • 125 ml. de caldo de verduras
  • 6 salchichas frescas de cerdo
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de garam masala
  • 1/2 cucharadita de curry
  • 200 ml. de caldo de verduras
  • 1 cucharada de cilantro
  • sal
  • pimienta
  • aceite

PREPARACIÓN:

En un sartén con un chorrito de aceite doramos las salchichas por todos lados. Retiramos y reservamos. 
En la misma sartén pochamos el diente de ajo y la cebolla picados menudos. Añadimos el tomate rallado y dejamos 5 minutos más. Agregamos el caldo, la cúrcuma, garam masala, curry y una cucharada de cilantro picado. Dejamos reducir la salsa, salpimentamos e incorporamos las salchichas en el último momento. 

Preparamos el cous cous como nos indique el fabricante. Hervimos los 125 ml. de caldo de verduras e incorporamos el cous cous, removemos y dejamos hidratar. 

Servimos el cous cous caliente con las salchichas y la salsa de cebolla especiada por encima.



lunes, 27 de junio de 2016

Ensalada de cous cous con pollo y pistachos "Amigas unidas por un click"


Cuarto lunes de mes y toca nuevo reto de "Amigas unidas por un click". Cristina fue la anfitriona en esta ocasión y salió vencedor el cous cous. 

Os confieso que no tenía ni pajolera idea de lo que iba a hacer con él. Ni yo ni Juan lo probáramos nunca por lo que ni siquiera sabía si nos gustaría. Tras barajar varias ideas en mente, al final decidí no complicarme y hacer una ensalada con pollo y pistachos, que junto con la vinagreta de limón y albahaca resulto una deliciosa combinación. A ámbos nos gustó, por lo que no será la última vez que cocine cous cous. 



INGREDIENTES:
  • 125 gr. de cous cous
  • 125 ml. de caldo de pollo
  • 40 gr. de pistachos (peso sin cáscara)
  • 1 pechuga de pollo
  • aceite
  • sal
  • pimienta
  • albahaca
  • vinagreta de limón y albahaca (60 gr. de aceite de oliva virgen extra, 20 gr. de zumo de limón, ralladura de un limón, 10 hojas de albahaca, sal)

PREPARACIÓN:

En un cazo ponemos a hervir el caldo de pollo. Cuando lo haga, apartamos del fuego e incorporamos el cous cous al cazo. Removemos, tapamos y dejamos unos minutos hasta que absorba todo el caldo y esté hidratado. Removemos de nuevo con un tenedor para separar los granos y dejamos enfriar. (Mirar instrucciones del fabricante para su preparación.)

Cortamos la pechuga en tiras menudas. Salpimentamos y mezclamos con un poco de albahaca picada. La doramos en  un chorrito de aceite, escurrimos el exceso de grasa y dejamos enfriar. 

Mientras preparamos la vinagreta, para ello mezclamos el aceite con el zumo de limón, la ralladura, un poco de sal y las hojas de albahaca picadas. (Si ponemos todo en un bote con tapa y le damos un meneíto mucho más fácil)

Una vez frío el cous cous y el pollo mezclamos con los pistachos pelados y ya podemos disfrutar nuestra ensalada acompañada de la vinagreta de limón y albahaca para aliñar al gusto.


Estoy deseando ver que prepararon mis compañeras de reto, ¿te vienes?





lunes, 20 de junio de 2016

Ensalada de patata, zanahoria y serrano con salsa rosada de yogur


Llega el verano, pasamos más horas al aire libre, disfrutando del buen tiempo y de las vacaciones, el que se las pueda permitir, claro. Pero puedas o no irte de descanso, en general se pasan menos horas en la cocina y apetecen platos más fresquitos y sin complicaciones. 

Las ensaladas frías son una de las reínas de esta época, las preparas con antelación y listas para llevar a la playa, a la piscina o donde haga falta! Ésta que os dejo hoy nos encantó y en combinación con la salsa rosada de yogur resulta muy fresca y deliciosa.



INGREDIENTES:
  • 500 gr. de patatas nuevas pequeñas
  • 3 zanahorias grandecitas
  • 70 gr. de jamón serrano
  • salsa rosada de yogur (2 cucharadas de queso crema, 2 de yogur natural, 2 de ketchup, sal, pimienta, perejil)

PREPARACIÓN:

Pelamos las zanahorias y lavamos bien las patatas porque las vamos a utilizar con pela. (Yo las froto con un cepillo de las uñas que tengo para eso.)

En una cacerola con agua y sal ponemos a cocer las patatas y las zanahorias hasta que estén blandas. Escurrimos el agua y dejamos enfriar. 

Mientras preparamos la salsa rosada de yogur. Mezclamos el yogur, el queso crema y el ketchup, salpimentamos y añadimos una cucharadita de perejil picado. Reservamos en el frigo. 

Una vez frías las patatas las cortamos en 4 trozos y las zanahorias en rodajas. Mezclamos con el jamón serrano en trozos, espolvoreamos una pizca de perejil y acompañamos de la salsa rosada de yogur para servirse al gusto. 



lunes, 13 de junio de 2016

Sorbete de limón y menta en cuenco de hielo "Amigas unidas por un click"


Segundo lunes de mes y un reto más de las "Amigas unidas por un click". En esta ocasión era yo la encargada de escoger ingrediente y sin mucho pensarlo (mi cabeza estaba en modo comunión y no daba para más, jejeje) el limón salió triunfador. 

El tener un buen surtido de ellos, agasajo de los vecinos, fue una de las razones por las que lo escogí. La otra es que es un ingrediente sencillo, además de mi favorito en repostería, después del chocolate, claro, jeje. Con él podemos hacer desde deliciosos bizcochos, aromáticas galletas, delicados macarons, tentadoras tartas, un brownie diferente y muy cítrico, darle el toque especial a la crema pastelera o disfrutar de una refrescante limonada.

Ahora que llega el veranito me decanté por preparar algo fresquito. Aunque siempre os digo que no soy muy heladera, si soy de polos y sorbetes para combatir el calor. Los cucuruchos, barras de helado y similar no me tientan nada, ni siquiera de chocolate. Entre los "helados de hielo" mi favorito es sin dudarlo el de limón. 

Este sorbete cítrico con toque de menta y original presentación en cuenco de hielo (idea que saqué del libro de "La receta de la felicidad") fue un éxito a la vista y al paladar. No será la última vez que lo prepare!!!


INGREDIENTES:

Para el cuenco:
  • dos boles de distinto tamaño
  • agua
  • hojas de menta
  • tiras de piel de limón
Para el sorbete:
  • 200 ml. de zumo de limón 
  • ralladura de un limón
  • 400 ml. de agua
  • 200 gr. de azúcar
  • pizca de sal
  • 2 claras de huevo
  • hojas de menta

PREPARACIÓN:

Para hacer el cuenco llenamos la base del bol más grande con un dedo de agua y lo metemos al congelador. Una vez congelado metemos el bol más pequeño dentro, colocamos entre ámbos hojas de menta y tiras de limón y cubrimos el hueco entre los dos boles con agua, sin llegar hasta el borde porque aumentará de volumen. Lo metemos de nuevo a congelar. (Si el bol superior se mueve colocarle algo dentro para hacer peso)

Para el sorbete ponemos en un cazo el azúcar y 4 o 5 hojas de menta. Las machacamos un poco y añadimos el agua. Removemos y ponemos al fuego a hervir para hacer el almíbar. Reservamos a enfriar. 

Una vez frío el almíbar retiramos las hojas de menta y añadimos la ralladura de un limón y los 200 ml. de zumo, colado. (Si lo deseamos podemos dejar trocitos de menta) Vertemos en un molde y lo llevamos unas dos o tres horas al congelador. 

Pasado este tiempo sacamos del congelador y con un tenedor lo vamos triturando. A su vez montamos a punto de nieve dos claras de huevo con una pizca de sal y las añadimos a la mezcla anterior. Removemos bien y lo metemos en la heladera o, si como yo no tenéis, de nuevo al congelador removiendo con un tenedor cada hora, unas tres o cuatro veces.

Para montar nuestro sorbete sacamos los cuencos del congelador y los dejamos unos 10 minutos a temperatura ambiente para desmoldarlos. Hacemos bolas con el sorbete y las colocamos en nuestro cuenco de hielo. Adornamos con unas hojitas de menta y a disfrutarlo.


Otra opción que tenemos en servir el sorbete en una copa, y tomarlo a medio descongelar, como si fuera un granizado. Muy refrescante y cero complicaciones.


Estoy deseando ver que prepararon mis compañeras de reto, ¿te vienes conmigo a verlas?

Isabella, La rana de azúcar.

También puedes seguir nuestras andanzas en instagram y compartir reto con nosotras, te esperamos encantadas.

Nuestro nuevo y precioso logro obra de Isabella, que es una artista!!!

Hasta la semana que viene!!!

lunes, 6 de junio de 2016

Quiché de cebolla roja y tomillo


Ya está aquí Junio, uno de mis meses del año favoritos, días de fiestas y celebraciones que se unen a la ansiada llegada del buen tiempo. En Junio ya si que toca mandar la ropa de abrigo al fondo del armario y poner la más ligera a la vista, aunque aquí por el norte la chaquetita para el final del día nunca puede faltar.

También disfrutamos más del aire libre y excursiones domingueras en las que empanadas y pasteles salados nunca faltan a la hora de llenar el estómago. El quiché es una opción ideal para estas escapadas si te gusta comerlo frío, como es mi caso, y este de cebolla roja y tomillo está de rechupete. Si lo prefieres comer templadito y en casa lo disfrutarás igualmente, aunque te perderás la excursión, jeje.



INGREDIENTES:
  • masa quebrada
  • 200 ml. de creme fraiche
  • 3 huevos
  • 3 cebollas rojas
  • 2 o 3 ramitas de tomillo
  • sal 
  • pimienta
  • aceite

PREPARACIÓN:

Empezamos preparando la masa quebrada, la receta que uso y su elaboración la podéis ver aquí.

Cortamos las cebollas en plumas y la pochamos en un chorrito de aceite. Batimos los huevos y los mezclamos con la creme fraiche. Salpimentamos.

Cubrimos nuestra masa quebrada, ya horneada, con la cebolla pochada, vertemos el batido por encima y espolvoreamos con las hojitas de tomillo. Bajamos el horno a 160º y horneamos una media hora, hasta que esté bien cuajada y doradita.


lunes, 30 de mayo de 2016

Cookies de chocolate blanco con fresas


Lunes de nuevo y que mejor que endulzarlo un poco, aunque si os digo la verdad como que no tengo yo muchas ganas hoy de azúcar, jeje. 

Ayer fue la comunión de mi sobrina-ahijada y llevo toda la semana (por no decir todo el mes) rodeada de dulces y sus preparativos, por lo que mejor tenerlos un poco lejos no me vaya saturar, jejejeje. Pero como no tod@s opináis igual que yo, os dejo estas galletas que hice hace ya un tiempito.

Las preparé con un chocolate con fresas que me tocara en un sorteo y ni siquiera les iba sacar fotos, pero a Juan le gustaran tanto que le "robé" algunas para una sesión rápida. Las podéis hacer con chocolate blanco normal o con otro al gusto.



INGREDIENTES:
  • 60 gr. de chocolate blanco con fresas
  • 1 huevo pequeño
  • 80 gr. de mantequilla
  • 80 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • una pizca de sal
  • 150 gr. de harina

PREPARACIÓN:

Batir la mantequilla con el azúcar. Añadir el huevo y seguir batiendo. Incorporar la levadura, la sal y la harina. Por último añadir el chocolate, mezclar bien y dejar enfriar en la nevera un rato. 
Coger porciones de masa e ir formando bolas que colocaremos bien espaciadas en la bandeja. Precalentar el horno a 200º y hornear unos 10-12 minutos.
Dejar enfriar sobre una rejilla.


lunes, 23 de mayo de 2016

Tartiflette "Amigas unidas por un click"


Qué poquito tiempo pasó desde la última publicación de las "Amigas unidas por un click", pero como os conté en su día ahora tenemos dos retos mensuales y aquí estamos de nuevo.

Isabella escogió un ingrediente que me encanta, la patata, (en realidad me lo robó, porque tenía pensado escogerlo yo en el próximo reto, jejejeje) y desde el principio tuve muy claro lo que quería hacer. 


Este delicioso pastel de patata, bacon, cebolla, nata y queso, típico de la gastronomía francesa, se elabora con queso Reblochón. Por mucho que lo busqué no lo encontré y lo sustituí por queso enmental. 

Hace mucho tiempo que tenía ganas de hacerlo y a pesar de que no estaba convencida de que me gustara, ya que la nata y yo no somos amigas, el resultado me encantó. No se si variaría mi opinión utilizando queso Reblochón porque desconozco su sabor, pero si algún día lo encuentro lo probaré. 



INGREDIENTES:
  • 200 gr. de bacon 
  • 3 cebollas 
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de vino blanco.
  • 800 gr. de patatas (mejor de las nuevas)
  • 250 gr. de queso enmental
  • 200 ml. de nata líquida
  • sal
  • pimienta 
  • aceite 
  • romero

PREPARACIÓN:

Freir el bacon en trozos hasta que esté dorado. Reservar. 

Cortar las cebollas en rodajas y freirlas en un poco de aceite hasta que se doren, añadir los ajos en láminas y el vino blanco. Dejar evaporar y reservar. 

Cortamos las patatas en rodajas, (bien lavadas y con piel si son nuevas) las ponemos a cocer en agua fría con sal y cuando hiervan las dejamos 5 minutos. Retiramos y escurrimos.  

En una fuente para el horno ponemos mitad de las patatas, añadimos bacon mezclado con la cebolla, unas agujitas de romero y un toque de pimienta. Volvemos a repetir otra capa de cada y vertemos la nata líquida por encima. 

Cubrimos con el queso y metemos al horno, precalentado a 200º, unos 25 minutos hasta que esté doradito. 



¿Qué habrán preparado mis compañeras?

Isabella; La rana de azúcar