miércoles, 25 de noviembre de 2020

Galletas de calabaza y pepitas de chocolate

Este año con el excedente de calabaza que tengo estoy haciendo un montón de recetas con ella. La aso en gran cantidad, la hago puré y la guardo en bolsas pequeñas en el congelador. Me resulta muy cómodo tenerla ya preparada para cuando la necesito. 

Con estas galletas aproveché una pequeña cantidad de puré que me sobró de hacer pan. Quedaron deliciosas, crujientes por fuera y blanditas por dentro. Calabaza y chocolate combinación ganadora!

INGREDIENTES: (18 galletas grandotas)

  • 100 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 75 gr. de calabaza asada
  • 250 gr. de harina
  • 100 gr. de pepitas de chocolate

PREPARACIÓN:

Mezclar la mantequilla derretida con el azúcar. Añadir el huevo y la calabaza, integrar bien. 
Mezclar con la harina tamizada y el bicarbonato. 
Integrar las pepitas de chocolate. 
Dejar reposar la masa en la nevera al menos 1 hora. (Yo la dejé toda la noche)
Precalentar el horno a 180º. 
Formar bolas con la masa y ponerlas en una bandeja forrada con papel de horno.
Hornear unos 12 minutos hasta que estén doraditas y dejar enfriar sobre una rejilla.


Hasta la próxima!!!

lunes, 23 de noviembre de 2020

Babka de calabaza, especias y chocolate

El nombre Babka significa abuela en varios idiomas eslavos, es un dulce originario de Europa del Este y se prepara tradicionalmente en Pascua. 

Yo me decanté por la versión judía, elaborado con masa fermentada tipo brioche y en forma de trenza. Para el relleno imposible resistirme a no ponerle chocolate y la pena fue no haberle puesto más, jejeje. 

Con estas cantidades salen dos babkas, podéis dividir ingredientes a la mitad, hacer dos o guardar la otra mitad para hacer otra cosa. Eso fue lo que hice yo, otro día os lo contaré.

La humedad que le aporta la calabaza, el aroma de las especias y el sabor del chocolate hacen de este babka un dulce delicioso. Yo hice un trenzado muy sencillo, si queréis que quede más bonito aún, podéis luciros haciendo otro más complicado. 

INGREDIENTES:

Masa: (para 2 babkas)

  • 150 gr. de puré de calabaza asada bien escurrido
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 575 gr. de harina de fuerza
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de azúcar invertido
  • 2 huevos grandes
  • 80 gr. de leche
  • 125 gr. de mantequilla
  • 10 gr. de levadura fresca
  • pizca de sal
Relleno: (para 1 babka)
  • 25  gr. de mantequilla
  • 50 gr. de chocolate negro
  • 40 gr. de azúcar moreno
  • 1 cucharada de cacao en polvo

PREPARACIÓN:

Deshacer la levadura en la leche. Poner en el bol de la amasadora con los huevos, la harina, el azúcar y el azúcar invertido. Amasar hasta que se integre.

Añadir entonces la calabaza con las especias y la sal y seguir amasando. Hacemos tres amasados cortos de 2/3 minutos con reposo de 10 minutos. Si preferimos podemos amasar a mano. 

Añadimos la mantequilla y seguimos amasando hasta que la masa esté fina y elástica. Formamos una bola, la metemos en un bol engrasado, tapamos y la dejamos hasta que doble volumen. (También podéis optar por meterla en la nevera toda la noche. Yo es lo que suelo hacer, dejo que comience un poco la fermentación antes de meterla al frío y la saco también por la mañana con antelación para que atempere antes de formar) 

Para el relleno derretimos la mantequilla y el chocolate al baño maría. Añadimos el azúcar moreno y el cacao en polvo. Integramos bien con una varilla. 

Una vez fermentada la masa, la desgasificamos un poco y dividimos en dos. La aplastamos con los dedos formando un rectángulo y estiramos con el rodillo. Cubrimos la masa con el relleno, dejando borde libre para cerrarla. Enrollamos por el lado mas largo, como si formáramos un brazo de gitano y cortamos a la mitad longitudinalmente. Colocamos los dos cabos con el relleno hacia arriba y enrollamos uno sobre el otro. 

Forramos un molde rectangular con papel de horno y con cuidado colocamos nuestra masa, tapamos y la dejamos fermentar hasta que doble volumen.  

Con el horno precalentado a 180º horneamos unos 25 minutos. Dejamos enfriar nuestro babka antes de zampárnoslo! 


Hasta el próximo día! 

lunes, 16 de noviembre de 2020

Bundt cake de naranja, almendra y aroma de azahar

Ayer se celebró el National Bundt Cake day y para festejarlo preparé este riquísimo bizcocho. Naranja, almendra y aroma de azahar, deliciosa combinación de sabor, textura jugosa en boca y el punto crujiente del glaseado hacen de este bizcocho uno de mis favoritos. 

Siempre podéis omitir el glaseado, pero es difícil resistirse a ese extra de sabor y no lo vamos a negar, también queda mucho más bonito con él. 

Vestido de fiesta queda tan elegante como si sirvieras un trozo de la mejor tarta. O al menos a mi me lo parece. Lo decoré con flores secas y naranjas deshidratadas. Para hacer las naranjas seguí las indicaciones de Inés, aquí podéis verlo. Yo las corte más finitas y aunque mi horno de sobremesa es imposible ponerlo a 80º y algunas cogieron demasiado color quedaron bastante monas. Tengo ganas de probar con limones!

INGREDIENTES:

Bizcocho:

  • 135 gr. de aceite suave
  • 225 gr. azúcar
  • 3 huevos L
  • 200 ml. creme fraiche
  • 200 gr. harina
  • 75 gr. de almendra molida
  • ralladura de una naranja
  • zumo de 1/2 naranja
  • 20 gr. de aroma de azahar
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura en polvo

Glaseado:
  • 100 gr. azúcar glas
  • zumo de  naranja

PREPARACIÓN:

Engrasamos el molde. Precalentamos el horno a 180º. 

Batimos los huevos con el azúcar y la ralladura hasta que doblen volumen. Añadimos el aceite, el zumo y el aroma de azahar lentamente mientras seguimos batiendo. 

Tamizamos la harina, la almendra y la levadura e incorporamos al batido, mezclando con una espátula y movimientos envolventes. La integramos en dos veces, intercalando con la creme fraiche. 

Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 40-45 minutos hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. 

Mientras se hornea el bizcocho preparamos el glaseado.Tamizamos el azúcar glas y mezclamos con el zumo de naranja hasta obtener el espesor deseado. En este caso lo dejé bastante espeso, para que dejar costra. 

Una vez horneado el bizcocho dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde, desmoldamos y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla. 

Una vez frío cubrimos con el glaseado. Servimos cortado en trozos, decorado con las naranjas deshidratas y flores secas para vestirlo de gala y llevarlo de fiesta!

Hasta el próximo día!

viernes, 13 de noviembre de 2020

Mousse de chocolate y castañas

Estamos en tiempo de castañas, mis favoritas de esta época otoñal. Normalmente las hago asadas, es como más nos gustan. Pero cocidas también están muy ricas y hace unas semanas aproveché que tenía unas bien grandotas y las cocí. 

Se me fue la mano y cocí demasiadas para nosotros dos. Frías no saben igual de bien ydecidí hacer un postre con ellas. Y que raro en mi que lleve chocolate, jejeje. Un postre tipo mousse delicioso, con sabor a chocolate y a castañas. Muy fácil y rapidísimo de preparar si tienes las castañas cocidas previamente.

INGREDIENTES:

  • 100 gr. de chocolate negro
  • 200 ml. de nata para montar
  • 200 gr. de castañas cocidas 
  • 25 gr. de azúcar glas

PREPARACIÓN:

Para cocer las castañas primero tendrás que pelarlas para quitar la cáscara. Las ponemos en una cazuela con abundante agua y dejamos cocer hasta que estén blandas, vigilando que no queden sin líquido. El tiempo dependerá del tamaño de las castañas. Las escurrimos y quitamos las pieles antes de que enfrien para que salga mejor. Las hacemos puré, Podemos añadir un poquito de leche para que se deshaga mejor. 

Derretimos el chocolate al micro o al baño maría. Dejamos templar.

Montamos la nata con el azucar glas. Añadimos el chocolate derretido, mezclamos hasta integrar, incorporamos el puré de castañas y vertemos la mousse en los cuencos. 

La llevamos a la nevera hasta el momento de consumir. Las castañas espesan la mezcla, no es de las mousses que necesitan unas horas de espera antes de poder degustarlas. Rápidamente cogerá cuerpo. 

A disfrutarla!!!



miércoles, 28 de octubre de 2020

Bizcochitos de naranja y calabaza

 

Este año le estoy sacando muchísimo partido a las calabazas. Me dieron un montón y aunque son tan bonitas que las dejaría de decoración todo el año, va a ser que no es posible. Aún me queda alguna, pero el otro día me puse con ellas y asé en gran cantidad, las hice puré y congelé para varias veces. Al final me voy a hacer adicta a la calabaza en los bizcochos, jeje. Y es que quedan tan jugositos!!!

Estos bizcochitos son humedos e irresistibles. El glaseado de naranja, si lo hacemos bien espesito, les da un toque "crunch" que me encanta. Unas hojitas de menta para decorar, vestirlos bonito y a servirlos como el mejor de los manjares, que con el ojo también se come a veces, jejeje. 



INGREDIENTES:

Bizcochos:
  • 2 huevos
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 50 gr. de azúcar moreno
  • 200 gr. de calabaza asada hecha puré
  • ralladura de 1 naranja
  • zumo de 1/2 naranja
  • 10 gr. de levadura
  • 160 gr. de harina
Glaseado:
  • 100 gr. de azúcar glas
  • zumo de naranja

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º.  Engrasamos los moldes. (Los míos son de silicona, se me olvidó engrasarlos, pero desmoldaron perfectamente)

Batimos los huevos con los azúcares hasta que doblen el volumen. Añadimos la ralladura y el zumo y batimos. Integramos la calabaza. 
Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos al batido, mezclando con movimientos envolventes hasta que se integre por completo. 

Vertemos la masa en los moldes y horneamos unos 15 minutos. 

Mientras se hornean preparamos el glaseado. Mezclamos el azúcar glas tamizado con el zumo de naranja suficiente para obtener la textura deseada. A mi me gusta espeso para que quede más crujiente y le de otra textura al bizcocho. 

Dejamos enfriar sobre una rejilla unos 10 minutos, desmoldamos y enfriamos totalmente antes de glasearlos. 



Hasta la próxima!!!

viernes, 16 de octubre de 2020

Cronuts


Cronuts, seguro que habéis oído hablar de ellos hace unos años cuando se pusieron de moda. Se trata de un híbrido entre croissant y donuts, dos dulces muy ricos y que fusionados dan lugar a otro realmente delicioso. 

Yo hace tiempo que tenía ganas de probarlos y el reto en Instagram de @losviernesreto fue la ocasión perfecta para hacerlos. Os confieso que no creía que me fueran a gustar tanto, pero es que un buen hojaldre con sabor a donuts tiene que estar rico sí o sí. Porque además de tener forma de donuts su sabor también recuerda a ellos, cosa que no esperaba. 

Seguro que con masa de croissant casera estarán muchísimo más ricos aún, pero si utilizáis uno comprado de buena calidad tendréis un dulce casi instantáneo de rechupete. Y lo mejor es que si los rellenáis o cubrís con otra cobertura, habrá para todos los gustos. Yo no tenía tiempo a "complicarme" y simplemente los espolvoreé con azúcar glas, pero estoy deseando probarlos con chocolate. 

Sin duda repetiré!!!

INGREDIENTES:
  • 2 láminas de un buen hojaldre 
  • azúcar glas
  • aceite para freir

PREPARACIÓN:

Poner una lámina de hojaldre sobre la otra. (Podéis poner 3 si los queréis más gorditos, aunque para mi están bien así) Con un cortador de donuts, o dos redondos cortar la masa. Las bolas centrales las podéis dejar así, están deliciosas! O también podéis unirlas a los restos de masa, no amasar, simplemente unirla para que no pierda el hojaldrado, para formar más cronuts. No quedarán tan bonitos, pero serán igualmente deliciosos. 

Calentar abundante aceite en un cazo o sartén amplia y freír los cronuts un par de minutos por cada lado. Hay que tener cuidado con la temperatura del aceite, si se calienta demasiado bajar el fuego para que no se tuesten en exceso y queden hechos por dentro. 

Ponerlos en un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite. Dejar enfriar y espolvorear con azúcar glas. 

Mirad el interior hojaldrado que tentador!

A disfrutarlos!!!







jueves, 8 de octubre de 2020

Bundt cake de calabaza especiada y chocolate



Hola! Hoy os traigo un delicioso bundt cake de calabaza especiada y chocolate, una combinación deliciosa. Os confieso que es la primera vez que hago un bizcocho con calabaza y el resultado me encantó. Primero asé la calabaza en trozos sin semillas, la pelé, la hice puré y la mezclé con las especias, que es junto al cacao a lo que realmente sabe el bizcocho. 

Es muy sencillo de hacer, se conserva tierno varios días y si lo haces en un molde bundt además quedará tan bonito que será ideal para cualquier celebración. A la próxima le pondré un glaseado y ya será la bomba!!!

INGREDIENTES:

  • 4 huevos grandotes
  • 250 gr. de harina
  • 20 gr. de cacao en polvo
  • 150 gr. de azúcar
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 1 cucharadita y media de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 150 ml. de buttermilk
  • 160 gr. de aceite suave
  • pizca de sal
  • 200 gr. de puré de calabaza asada  
  • 1/4 cucharadita de canela 
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 cucharadita de jengibre

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180º. Engrasar el molde. 

Batir los huevos con los azúcares y una pizca de sal hasta que doblen volumen. Añadir el aceite y el  buttermilk y batir hasta incorporar. Incorporar la harina tamizada, la levadura y el bicarbonato con movimientos envolventes. 

Dividir la masa en dos. A una añadirle el cacao en polvo y a otra el puré de calabaza mezclada con las especias. Verter las masas en el molde intercalándolas y removiendo con un palito para que se mezclen.

Hornear unos 45 min. hasta que al pinchar con un palito salga limpio.

Dejar enfriar 10 min. en el propio molde y pasado ese tiempo desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. 

Solo nos queda disfrutarlo!!!

Hasta la próxima!

viernes, 18 de septiembre de 2020

Crema de calabaza

Hola!!! El otoño está a puntito de llegar, las temperaturas ya no son tan veraniegas y las cremas empiezan a inundar los blogs de cocina. En esta casa no somos mucho de cremas, pero desde que Noa llegó a nuestra vida, forman parte de la cena unos cuantos días a la semana.

Tengo unas cuantas calabazas que me dio la vecina y además de sacarles unas cuantas fotos, jeje, también me dieron para muchas cenas!

Yo no le pongo nata a la crema ni quesitos ni leche evaporada, le añado patata a la cocción y liga de maravilla. Solo añado la nata al final, para decorar, y a veces ni para eso. 

Si la cueces en caldo de verduras ganará mucho en sabor, y ese mismo caldo lo puedes añadir hasta obtener la textura que desees. Es más ligera y sana, y tan sencilla que a ver quien pone excusas, jejeje.  

INGREDIENTES:
  • 600 gr. de calabaza pelada
  • caldo de verduras o agua en su defecto
  • 1 patata mediana
  • 1 cebolla
  • sal
  • pimienta
  • aceite
  • semillas de sésamo, albahaca y nata para decorar por encima

PREPARACIÓN:

Pelar y despepitar la calabaza, cortar en trozos no demasiado grandes. Pelar y cortar en tres o cuatro trozos la patata. 

Pelar la cebolla y cortar en plumas. Rehogar con un chorrito de aceite. Añadir la calabaza y la patata. Verter el caldo o agua suficiente para cubrir y cocer unos 20 minutos. 

Escurrir el caldo de cocción (reservarlo) y triturar hasta que no quede ningún trozo. Añadir el caldo de cocción necesario para que quede más fina la crema, al gusto de cada uno, yo no la hago muy líquida así la peque la come mejor. Salpimentar. 

Para decorar le añadí un chorro de nata líquida haciendo un círculo, semillas de sésamo y  unas hojitas de albahaca. 

Buen provecho!



viernes, 4 de septiembre de 2020

Tarta kinder


Llevaba mucho tiempo queriendo hacer una tarta con las chocolatinas kinder bueno y mi cumpleaños, hace ya más de un mes, fue la excusa perfecta. Mi bizcocho favorito black velvet, jugoso y delicioso, combinado con la sedosa crema suíza a la que le incorporé los kinder da un resultado riquísimo. 

La tarta es pequeña, utilicé dos moldes de 12 cm. de los que saqué 4 bizcochos. A nosotros nos gustan las tartas bien llenitas de crema, no que el bizcocho sea 3 veces la crema. Si tu eres más de bizcocho puedes optar por no dividirlo a la mitad y hacerlo más grueso. Pero si te gustan estas chocolatinas, no dejes de probarla!



INGREDIENTES:

Bizcochos:
  • un huevo mediano
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 150 gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de vinagre
  • 100 ml. de buttermilk
  • 100 ml. de aceite
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 100 gr. de harina
  • 25 gr. de cacao en polvo

Crema suíza de kinder bueno:
  • 2 claras de huevo
  • 140 gr. de azúcar
  • 200 gr. de mantequilla blanda
  • 8 barritas de kinder bueno derretidas

Además:
  • 50 gr. de chocolate con leche
  • 15 gr. de nata
  • 1 barrita kinder para decorar
  • virutas de chocolate para espolvorear

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º. Engrasar dos moldes de 12 cm.
En un bol mezclamos la harina tamizada con el cacao en polvo, la sal, bicarbonato y azúcar.
En otro bol batimos el huevo con el vinagre, aceite, buttermilk y vainilla.
Integramos los líquidos con los sólidos, repartimos la masa en los moldes y horneamos unos 20 minutos. Dejamos enfriar totalmente antes de desmoldar, con cuidado, que los bizcocho son muy blanditos.
Podemos envolver nuestros bizcochos en film y meterlos al congelador hasta el día siguiente, así será más fácil dividirlos a la mitad y montar la tarta. 

Para la crema suíza de kinder bueno ponemos al baño maría el azúcar con las claras, las llevamos al fuego sin dejar de remover hasta que lleguen a 55º. Las apartamos a otro bol frío y batimos hasta obtener un merengue. Cambiamos el batidor por la palas y añadimos la mantequilla poco a poco, sin dejar de batir hasta que esté suave y sedosa. Por último incorporamos las barritas kinder derretidas y batimos hasta integrar. 

Para montar la tarta dividimos cada bizcocho en dos. Colocamos el primero sobre un plato o disco y cubrimos con una capa generosa de crema. Entre capa y capa lo podemos meter 10 minutos a la nevera para facilitar el montaje. Colocamos el segundo bizcocho y volvemos a cubrir con una capa de crema. Así con todas las capas. 
Cubrimos la tarta ya montada con todos los bizcochos con una fina capa de crema por arriba y los laterales y llevamos de nuevo a la nevera 10 minutos. Volvemos a cubrir con más crema, pero esta vez una capa bien generosa. 

Derretimos el chocolate con la nata y vertemos sobre la tarta. Decoramos con el resto de la crema y trozos de kinder y virutas de chocolate. 

A disfrutarla!!!

lunes, 24 de agosto de 2020

Vasos de mousse de yogur y mermelada de moras

Hoy te dejo el postre ideal para un momento de apuro, en solo 5 minutos, o menos, lo tendrás listo. Solo tendrás que tener preparada la mermelada de moras con antelación, o bien comprarla si lo prefieres, aunque no será lo mismo. 

También puedes hacerlo en versión tarta, con la típica base de galletas trituradas y mantequilla. Así la hice para las fiestas de mi pueblo y gustó mucho. No lleva gelatina, por lo que procura que esté la tarta bien fría para que no se baje la mezcla. 

No es un postre demasiado dulce puesto que solo lleva azúcar la mermelada, puedes utilizar yogures azucarados para endulzarla más, o montar la nata con azúcar glas al gusto. 

INGREDIENTES:

  • 150 gr. de mermelada de moras
  • 2 yogures griegos 
  • 200 ml. de nata para montar
  • moras para decorar
  • menta o hierbabuena para decorar

PREPARACIÓN:

Tan sencillo como montar la nata, añadir los yogures griegos y 50 gr. de mermelada de moras y mezclar. Puedes dejar la mermelada sin incorporar del todo para que de un toque diferente de color a los vasitos. 

Verter en los vasos y cubrir con más mermelada de moras por encima. 

En el momento de servir adornar los vasitos con dos o tres moras y hojas de menta o hierbabuena. 

A disfrutar!!!