jueves, 15 de noviembre de 2018

Bundt cake de naranja y chocolate


Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! Cuánto tiempo sin pasar por aquí!!! La última vez prometí intentar publicar, pero la desgana y el cansancio me siguieron invadieron. Me pasé prácticamente el embarazo sin cocinar más que por obligación. Ni siquiera me apetecía comer dulce. No es que me sentara mal, ni mucho menos. Simplemente no me apetecía. Los meses de más frío solo tenía ganas de colacao con galletas y cuando llegó el calor estuve viciada a los polos de limón, jejeje. Esos fueron mis únicos "antojos" Me sentaron tan bien esos nueve meses que solo engordé 3 kilitos en total, menos de lo que pesó la niña... acabé pesando menos después del parto que antes de embarazarme, jeje.  Septiembre llegó, nació Noa y volvieron las ganas de dulce, jejeje, y aunque no tengo mucho (nada) de tiempo para hacerlo, no hago más que pensar en chocolate. Ya vuelvo a ser yo, jejeje.

El otro día me acordé de que el  "National Bundt Cake Day " estaba al caer y aprovechando que Noa dormía prepare todos los ingredientes para hacer uno. La niña despertó, le di de mamar y luego horneé el bizcocho. Así son mis días ahora, hacer todo a cachitos y con alguna lagrimilla esperando de vez en cuando, jeje, pobre. No me quedan ganas de ponerme a hacer fotos, siempre se despierta a medias, ni que lo supiera, jejeje, asi que unas fotos rápidas y se acabó.

En fin, que tengo muchas ganas de cocinar y fotografiar, pero poquísimo tiempo. De momento os invito a un trocito de este delicioso y húmedo bundt cake. Espero volver pronto por aquí!



INGREDIENTES

Bizcocho:
  • 225 gr. de harina
  • 200 ml. de creme fraiche
  • 120 gr. de aceite
  • 4 huevos
  • 25 gr. de cacao en polvo disuelto en medio vaso de agua caliente y enfriada
  • 225 gr. de azúcar
  • ralladura y zumo de una naranja
Glaseado:
  • 100 gr. de azúcar glas
  • zumo de naranja

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos el molde. 

Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen volumen. Añadimos el aceite y seguimos batiendo. Integramos la creme fraiche, intercalando con la harina tamizada. 

Dividimos la masa en dos. A una parte le añadimos la ralladura y el zumo de naranja y otra el cacao en polvo disuelto en el agua caliente, ya frío. 

Vertemos las masas en el molde, primero un poco de naranja, un poco de chocolate y removemos con un palito para mezclarlas. Así hasta acabar con ambas masas. 

Horneamos unos 40 minutos, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. 

Mientras se hornea el bizcocho preparamos el glaseado mezclando el azúcar glas con el zumo de naranja hasta obtener la textura deseada. 

Una vez el bizcocho esté horneado lo dejamos enfriar en el molde 10 minutos, le damos la vuelta, desmoldamos y vertemos el glaseado por encima. 

Si aguantamos lo dejamos enfriar totalmente... a mi me cuesta trabajo, no os voy a engañar, jejeje. 



Buen provecho y hasta la próxima!!!

lunes, 7 de mayo de 2018

Brownie de chocolate para una dulce espera


Después de varios meses sin publicar, aparezco de nuevo por aquí. Para compensar tanto tiempo de ausencia os invito a un delicioso brownie de chocolate mientras os hablo de la causa de mi desaparición.

Estas navidades los Reyes Magos se portaron mejor que nunca y me dejaron un regalito muy deseado. Un pequeño garbancito que con el paso de los meses parece que se quiere convertir en lentejita y aunque me llenó de alegría, también me dejó sin energía. Durante las primeras semanas tiré de borradores, pero llegó un día que ni ánimos tenía para programar la entrada. Y mucho menos para sacar fotos. En lo que va de año, lo único que hice para el blog fueron los donuts de zanahoria y la última vez que cogí la cámara fue en febrero... Tras algún susto y un gripazo tremendo, ahora que estoy con más energía la empiezo a echar de menos, pero en su día ni ganas de cámara, y muchas veces ni de comida de lo cansada que estaba. No se si me seguirá queriendo, pero intentaré darle mimitos todo lo que pueda hasta que llegue el bebé y me deje sin tiempo.

Con esta delicia también aprovecho para participar en el reto de Instagram de Cocinando sabores#estebrowniecaserolocomoentero. No dejéis de pasaros!!!


INGREDIENTES:
  • 225 gr. mantequilla
  • 390 gr. chocolate negro
  • 30 gr. cacao en polvo
  • 150 gr. harina
  • 3 huevos
  • 300 gr. azúcar moreno
  • pizca de sal

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 190º. Engrasar el molde.

Derretir la mantequilla con el chocolate al baño María. Dejar enfriar. 

Batir los huevos con el azúcar y una pizca de sal hasta que doblen volumen. Verter el chocolate ya frío y mezclar con movimientos envolvente. 

Tamizar la harina con el cacao en polvo en integrar en la mezcla anterior. 

Verter la masa en el molde y hornear unos 25 minutos.

Blandito por dentro y crujiente por fuera, delicioso!!!


Aunque no prometo nada, espero aparecer de nuevopronto por aquí. Hasta entonces!!!

lunes, 5 de marzo de 2018

Sartén de salchichas con tomate


No suelo cocinar salchichas frescas habitualmente, pero de vez en cuando me gustan. En el blog tengo varias recetas con ellas; salchichas al ajillo, con cous cous y deliciosa salsa especiada, el delicioso toad in the hole, el popular currywurst... hoy incorporo al recetario esta completa y sencilla sartén de salchichas con tomate, algo de patata, espinacas y huevos que está para no parar de mojar pan.

INGREDIENTES:
  • 6 salchichas frescas de cerdo
  • 100 gr. de espinacas
  • 1 patata
  • 1 cebolla
  • 1 diente  de ajo
  • 400 gr. de tomate triturado
  • 6 cucharones de caldo de pollo
  • vino blanco
  • 3 huevos cocidos
  • cilantro fresco
  • sal 
  • pimienta
  • aceite

PREPARACIÓN:

Dorar las salchichas en una sartén con un poco de aceite. Retirarlas. 

En la misma sartén porchar la cebolla en plumas con el diente de ajo picadito. Añadir un chorro de vino blanco. Reducir y verter el tomate, el caldo, el cilantro picado (reservando un poco) y la patata cortada en cuadraditos menudos. Dejar cocer 15 minutos a fuego bajo. 

Añadir las salchichas troceadas y cocer 5 minutos más. Incorporar las espinacas, remover y apagar el fuego. Dejar reposar un par de minutos, servir con los huevos cocidos cortados en cuñas, el resto del cilantro espolvoreado por encima y mucho pan para mojar!!!


Nos leemos la semana que viene!!!

lunes, 26 de febrero de 2018

Panecillos de hamburguesa con zanahoria


No se vosotros, pero yo no doy un duro por los panecillos de hamburguesa comerciales. Siempre, siempre, los hago caseros. Aquí podéis ver los que suelo hacer, son muy sencillos y ni punto de comparación. Además congelan perfectamente y los tenéis listos para futuras ocasiones. 

Hoy os dejo una versión con zanahoria en la masa, adaptados de unos bollitos con calabaza del libro de "Kanela y limón".  Además de un bonito color la zanahoria le aporta mucha esponjosidad. Son tiernos y deliciosos, no dejes de probarlos!!!

INGREDIENTES:
  • 130 gr. de agua
  • 15 gr. de levadura fresca
  • 1 huevo
  • 40 gr. de mantequilla
  • 10 gr. de azúcar
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 100 gr. de zanahoria cocida hecha puré
  • 20 gr. de leche
  • 6 gr. de sal
  • huevo batido para pincelar

PREPARACIÓN:

Deshacer la levadura en el agua tibia. Mezclar en el bol de la amasadora con el huevo batido, la mantequilla blanda, azúcar, zanahoria hecha puré, leche, harina y sal. Amasar hasta que esté bien integrado y obtengamos una masa suave y elástica. 

Poner en un bol untado en aceite, tapar y dejar levar hasta que doble volumen. 

Una vez aumentado de tamaño, retiramos la masa del bol y la amasamos ligeramente para desgasificarla. Dividimos en porciones de unos 100 gr. y formamos bolas que vamos depositando en una bandeja de horno con papel vegetal. Las tapamos y dejamos levar de nuevo. 

Una vez doblado su tamaño, precalentamos el horno a 180º. Pincelamos cada panecillo con huevo batido (podemos añadir semillas si lo deseamos) y horneamos uno 20 minutos hasta que estén doraditos. Dejamos enfriar sobre una rejilla y listos para consumir con hamburguesas o en lo que se nos ocurra!


Hasta el próximo día!!!

lunes, 19 de febrero de 2018

Guisantes con especias


Mi relación con los guisantes comenzó siendo de "amor-odio". Amor porque era de lo poco "verde" que comía y odio porque aún así no me entusiasmaban demasiado. Ahora puedo decir que estoy casi enamorada, sobretodo si los hago de esta manera. 

Este es un plato que repito a menudo, cambiando el lomo por taquitos de pavo, jamón, restos de filetes o lo que tenga por casa. A veces también le añado huevo cocido para que cunda más. Delicioso sabor, color y muy sencillos de preparar.

INGREDIENTES:
  • 250 gr. de guisantes congelados
  • 1 patata 
  • 4 lonchas de lomo adobado
  • 1 cucharadita de ras al hanout
  • 1/cucharadita de cúrcuma
  • 1 chorro de brandy
  • 500 ml. de caldo de verduras
  • 2 dientes de ajo
  • sal
  • pimienta
  • cilantro
  • aceite

PREPARACIÓN:

En un chorrito de aceite saltear los ajos en láminas con el lomo cortado en tiras. Añadir un chorro de brandy, una cucharadita de ras al hanout, las patatas en dados pequeñitos y los guisantes. Remover, añadir el caldo y cocer unos 12-15 minutos. Salpimentar, espolvorear con una pizca de cilantro picado y a comer calentito y con una buena barra de pan al lado.


Hasta el próximo día!!!

lunes, 12 de febrero de 2018

Donuts de zanahoria


Cuando Cocinando sabores anunció el nuevo reto de Ig #donutworrysiescasero, tuve la excusa perfecta para estrenar mi nuevo cortador de donuts. Al final os confieso que cuando me puse a ello no me acordé del cortador nuevo y utilicé dos de distinto tamaño como hiciera siempre. Tanto cacharrito que tengo que ya no se acuerda una de nada!!! Qué chasco, con las ganas que tenía de estrenarlo!!! Otra excusa para volver a hacer donuts!!! jejejeje.

Cómo nos encantan los donuts, el repetirlos no será problema ninguno. En el blog tengo publicadas varias recetas, todas deliciosas. Hice alguna más, pero no nos gustaron demasiado y no las publiqué. 


Para esta ocasión pensé en hacer la receta que publicó Webos fritos, pero era casi igual a la última que hice, por lo que se me ocurrió hacer una versión de donuts con zanahoria. La zanahoria aporta mucha jugosidad a la masa y los donuts tendrían que estar riquísimos. Y así fue!!!

Sale una buena cantidad de donuts, yo lo que hago es congelarlos de dos en dos una vez fritos y glaseados. Están como recién hechos!!!

Los agujeros centrales, en vez de volver a amasarlos, los dejé así. Tenía un poco de dulce de leche y era el relleno perfecto para las bolas de donuts. Qué buenas!!!


INGREDIENTES:

Primera masa:
  • 70 gr. de leche
  • 8 gr. de levadura
  • 100 gr. de harina de fuerza
Segunda masa:
  • 130 gr. de leche
  • 15 gr. de levadura fresca
  • 2 yemas
  • 150 gr. de zanahoria cocida hecha puré
  • 25 gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • masa anterior
  • 50 gr. de mantequilla
  • 350 - 400 gr. de harina de fuerza
Glaseado:
  • 150 gr. de azúcar glas
  • 3 o 4 cucharadas de leche
Además:
  • aceite para freírlos
  • dulce de leche para rellenar las bolas

PREPARACIÓN:

Para la primera masa mezclamos la leche tibia con la levadura y la harina. Mezclamos hasta que esté homogénea y dejamos reposar 30 minutos tapada. 

Para la segunda masa deshacemos la levadura en el agua tibia. La ponemos en el bol de la amasadora con las yemas, el puré de zanahoria, el azúcar, sal, la masa anterior, mantequilla y harina. Amasamos hasta que esté bien ligada. La masa es un pelín pegajosa, no pasarse con la harina para que queden más esponjosos. 
Formamos una bola con la masa y la ponemos en un bol aceitado tapada hasta que doble volumen. 

Una vez la masa levada, embadurnamos la mesa de harina y la estiramos con un grosor de 1-1,5 cm. Con un cortador de donuts o dos cortadores redondos de distintos tamaños vamos formando nuestros donuts. Las bolas centrales las podemos volver a amasar, aunque yo en esta ocasión las dejé así para aprovechar un resto de dulce de leche y rellenarlo. Ummmm!!! 

Vamos colocando los donuts sobre cuadrados de papel de horno, tapamos y dejamos levar de nuevo. 

Calentamos abundante aceite en un cazo o sartén profunda. Los vamos friendo, vigilando la temperatura del aceite para que no se doren en exceso ni queden crudos por dentro. Yo los frío en un cazo uno a uno, los sumerjo con el papel de horno y luego lo quito con unas pinzas de cocina. 
Una vez fritos todos los donuts, los sumergimos en el glaseado, que habremos preparado mezclando el azúcar glas con la leche. Normalmente los mojo por un lado solo y luego los pongo sobre una rejilla a secar. Una vez seco el glaseado por un lado los podéis mojar por el otro. 

Las bolas centrales las rellené de dulce de leche, pero no las mojé en el glaseado.

Qué ganas de meterle el diente al donut!!! Y la zanahoria ni se nota, jejeje.


Hasta el próximo día!!!

lunes, 5 de febrero de 2018

Soufflé de patata


No se que es más difícil, si hacer un soufflé decente, o hacerle unas fotos decentes a un soufflé. Yo que no soy nada rápida con la sesión de fotos, tuve que poner todo de mi parte para que quedara bien a la primera si quería que el soufflé luciera bonito. Tonta de mi, lo quise poner de gala e intenté ponerle una cuerda al molde recién sacado del horno. Lo único que conseguí fue una quemadura más y darle tiempo a mi soufflé para que bajara. Al final ni cuerda ni nada, y aunque un poco más bajo que al salir del horno lució igual de bonito. 

Más allá de la belleza, deciros que está riquísimo. El queso le aporta el toque cremoso y el bacon el contraste salado delicioso. Hay que servirlo con rapidez si queremos que luzca su altura, pero ya sabéis que realmente la belleza está en el interior, así que alto o bajo será un éxito!!!


INGREDIENTES:
  • 350 gr. de patatas
  • 60 gr. de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 200 ml. leche
  • 3 huevos (separadas claras de yemas)
  • 50 gr. de queso enmental
  • 75 gr. de bacon
  • sal
  • pimienta
  • tomillo fresco

PREPARACIÓN:

Cocer las patatas hasta que estén blandas y hacerlas puré. 
Preparar la bechamel: derretir la mantequilla, añadir la harina y dejar que tome color. Incorporar la leche poco a poco e ir removiendo hasta que vaya espesando. Cuando hierva retirar del fuego. Salpimentar, añadir las yemas, el queso, el pure y unas hojitas de tomillo fresco. Mezclar bien. 
Montar las claras e incorporar con cuidado a la mezcla anterior. 
Verter la mezcla en los moldes y con el horno precalentado a 200º hornear unos 20-25 minutos.
Servir de inmediato!!!


Hasta el próximo día!!!

lunes, 29 de enero de 2018

Sopa de cebolla estilo francés


En pleno invierno, lo que más apetece además de acurrucarse debajo de la manta mientras disfrutas de tu serie favorita son platos calentitos, de esos que casi con solo olerlos ya te hacen entrar en calor. 

Además de calentar el cuerpo, la sencilla y deliciosa sopa de cebolla francesa con rebanadas de pan con queso gratinadas la convierten en todo un manjar digno de cualquier celebración. ¿A qué ya estáis deseando darle un bocado a ese pan tostadito con todo el sabor de la sopa? Pues venga, a cocinar!!!

INGREDIENTES:
  • 500 gr. de cebollas
  • 100 gr. de queso enmental
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 1 l. de caldo de verduras o pollo
  • un chorro de vino blanco
  • rebanadas de pan  del día anterior
  • sal
  • pimienta
  • tomillo fresco

PREPARACIÓN:

Cortar las cebollas en plumas. Derretir la mantequilla en una cacerola y pochar las cebollas lentamente, unos 20 minutos, removiendo de cuando en cuando. Salpimentar.

Añadir la harina, dar unas vueltas e incorporar el chorro de vino. Dejar evaporar y añadir el caldo. Cuando hierva bajar el fuego y cocinar lentamente 15 minutos, removiendo de cuando en cuando. 

Verter la sopa en los cuencos, colocar dos rebanadas de pan con queso enmental por encima y gratinar al horno.

Servir con unas hojitas de tomillo fresco espolvoreadas y a disfrutar!!! 


Hasta la semana que viene!!!

lunes, 22 de enero de 2018

Albóndigas de pollo y manzana al curry


En la cocina no hace falta complicarse para disfrutar. Con un ingrediente básico como el pollo, manzana rallada que le aporta mucha jugosidad y un toque de especias e hierbas frescas te marcas unas albóndigas de rechupete. Para hacerlas más apetitosas todavía las cocemos en una salsita de curry tan sencilla como deliciosa y las acompañamos de arroz blanco, aunque el cous cous también le vendría genial. No olvides el pan, siéntate a la mesa y disfruta de un plato de albóndigas calentitas!!!

Con esta receta participo en el Concurso de  Recetas de Claudia and Julia en colaboración con Emile Henry. No dejéis de participar!!!


INGREDIENTES:

Albóndigas:

  • 500 gr. de pechuga de pollo
  • 1 manzana verde
  • 1 cucharita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de curry 
  • 1 ramita de cilantro fresco
  • 2 hojas de menta fresca
  • sal
  • pimienta
  • 1 huevo
  • harina para rebozar
  • aceite para freir
Salsa:
  • 2 cebollas
  • 500 ml. de caldo de verduras
  • 1 chorro de vino blanco
  • 1/2 vaso de leche
  • 2 cucharaditas de curry
  • sal
Para acompañar:
  • arroz blanco 
  • mucho pan!!!

PREPARACIÓN:

Mi pollo es casero, por lo que pico yo misma la pechuga, sino también podemos pedir que nos la piquen donde la compremos. 
Rallamos la manzana y picamos finamente la ramita de cilantro y las hojas de menta. 
Ponemos en un bol la pechuga picada con la manzana, el cilantro, menta, ajo en polvo, curry, sal y pimienta. Incorporamos un huevo y lo mezclamos todo. 
En un plato hondo ponemos un poco de harina, hacemos bolitas para formar nuestras albóndigas y las pasamos ligeramente por la harina, sacudiendo el exceso. 

La cazuela cerámica baja de Emile Henry es ideal para preparar nuestras albóndigas. Echamos un buen chorro de aceite a calentar y doramos nuestras albóndigas por todos lados. Las vamos dejando sobre un plato con papel de cocina y retiramos el exceso de aceite para preparar la salsa. Al hacerla en la misma cazuela quedará todo el gusto de freir las albóndigas en la salsa.  

Pelamos y picamos finamente las cebollas. Les añadimos una pizca de sal y las dejamos pochar lentamente unos 15 minutos, que queden casi caramelizadas (de vez en cuando incorporamos un chorrito de caldo si es necesario para que no haga falta echar mucho aceite y no se peguen ni quemen). 
Añadimos las cucharaditas de curry, mezclamos y vertemos un chorro de vino blanco. Evaporamos e incorporamos el caldo de verduras. Dejamos cocer unos 15 minutos, que reduzca la salsa y se impregne de sabor y aroma. Luego incorporamos el medio vaso de leche, añadimos las albóndigas y dejamos cocer 5 minutos más. Comprobamos el punto de sal de la salsa para añadirle un poco si es necesario. 

Mientras se terminan de hacer las albóndigas preparamos el arroz blanco. Primero lo remojamos en un colador bajo el grifo hasta que el agua salga clara para que quede más suelto. Ponemos una cazuela con el triple de agua que de arroz. Cuando hierva salamos, echamos el arroz y dejamos cocer unos 15 minutos. Escurrimos y reservamos. 

Para servir nuestras albóndigas podemos optar por dejarlas en la cazuela con su salsa o ponerlas por separado con el arroz y que cada cual se sirva la salsa al gusto. De cualquier manera no os olvidéis del pan para no parar de mojar y a disfrutar!!!

Buen provecho!!!  

lunes, 15 de enero de 2018

Magdalenas de limón #estosieslabuenamagdalena


Como os comenté en otras ocasiones, en casa tengo a todo un monstruo de las magdalenas. Las magdalenas de limón son sus favoritas, no hay semana que no las pida, pero no siempre le doy el gusto y a veces hago otras diferentes. 

Cuando Cocinando sabores anunció que el nuevo reto de instagram serían magdalenas de pueblo #estosieslabuenamagdalena no dudé en participar. Escogí una receta de Xavier Barriga que hace tiempo que tenía ganas de probar, aunque omití la canela que no nos gusta demasiado. Me salieron una docena de deliciosas y esponjosas magdalenas con bonito copete que no duraron un suspiro. Le podéis poner un poquito de azúcar a la masa por encima antes de hornear, yo a veces se lo pongo y a veces no.



INGREDIENTES: 
  • 2 huevos grandes
  • 175 gr. azúcar
  • 60 ml. leche
  • 190 ml. aceite
  • 210 gr. harina
  • 7 gr. levadura
  • pizca sal
  • ralladura de un limón

PREPARACIÓN:

Batir los huevos con el azúcar y la ralladura de limón hasta que doblen volumen. 
Agregar la leche y el aceite lentamente mientras seguimos batiendo. 
Incorporar la harina tamizada con la levadura y la pizca de sal con movimientos envolventes hasta que esté bien integrada. 
Dejar reposar la masa en la nevera al menos 1 hora. 
Precalentar el horno a 250º. Verter la masa de las magdalenas en las cápsulas (a su vez dentro de un molde rígido para que no se esparramen) y hornear unos 15 minutos con la temperatura a 210º. 


Hasta la semana que viene!!!