miércoles, 5 de agosto de 2020

Helado de moras silvestres


Aquí te dejo el helado que hice con las moras silvestres, en concreto lo hice con la mermelada que te enseñé ayer, por lo que no necesitas tener expresamente moras para hacerlo. Claro que si las recoges tu mism@ y haces tu propia mermelada la satisfacción será el doble. 

Lo hice en heladera, pero si no tienes tendrás que removerlo cada horita varias veces para que no cristalice. Queda muy cremoso y delicioso para los amantes de las moras. 


INGREDIENTES:
  • 200 gr. de mermelada de moras
  • 200 ml. de nata para montar
  • 125 gr. de yogur griego
  • 1 cucharada de azúcar invertido

PREPARACIÓN:

Batir la nata hasta que esté casi montada. Añadir el azúcar invertido y el yogur y batir unos segundos para incorporar. Integramos la mermelada de moras al batido.

Antes de mantecar en la heladera es mejor dejar enfriar la mezcla un par de horas en la nevera, aunque si todo los ingredientes están bien fríos no es estrictamente necesario. Después de media hora en la maquinita mágica, nuestro helado estará perfecto para disfrutar! 

Lo puedes servir con las clásicas bolas en un cuenco o disfrutarlo en cucurucho. ¿Cuál prefieres? Sírvete tu mismo 😜!!!

martes, 4 de agosto de 2020

Mermelada de moras silvestres


Una de las cosas que más disfruto durante el verano es ir a por moras, a pesar de que ni siquiera las como y acabo llena de arañazos, pero eso son gajes del oficio, jeje. 

Como las tengo al ladito de casa tampoco tengo que desplazarme, por lo que en cualquier momento voy a por ellas. De momento cogí unos 3 kg. que acabaron en mermeladas y helados. Esta semana cogeré más para hacer licor casero

El próximo día os pondré la receta del helado. Hoy os dejo disfrutando de la mermelada con pan casero. A servirse!


INGREDIENTES:
  • 1 kg. de moras
  • 500 gr. de azúcar
  • zumo de 1/2 limón

PREPARACIÓN:

Para preparar la mermelada ponemos el azúcar y las moras bien lavadas en una cazuela y dejamos macerar.

Pasadas un par de horas, (o toda la noche), añadimos el zumo de limón y cocemos a fuego lento unos 30-40 minutos hasta que espese, removiendo de cuando en cuando. (Podemos utilizar un termómetro y cuando llegue a 105 gr. nuestra mermelada estará lista.)

Pasamos la mermelada por un chino y envasamos al vacío en tarros esterilizados. 

Solo nos queda disfrutarla!!!

jueves, 16 de julio de 2020

Helado de ciruelas rojas


¿Os gustan las ciruelas rojas? Si la respuesta es sí, ya estáis tardando en poneros manos a la obra para disfrutar de este helado. Es muy sencillo de hacer y el resultado es un helado cremoso y delicioso. A mi ya me dijeron que lo podía volver a hacer cuando quisiera, y cuando dicen eso es que algo gustó mucho, mucho. 



INGREDIENTES:
  • 200 gr. de ciruelas (peso peladas y sin hueso)
  • 50 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de azúcar invertido
  • 200 ml. de nata para montar
  • 125 gr. de yogur natural 

PREPARACIÓN:

Pelamos las ciruelas, les quitamos el hueso, las troceamos y las ponemos en un bol a macerar una media horita con el azúcar y el azúcar invertido.

Las trituramos junto con la nata y el azúcar. Mantecamos en la heladera una media hora o vertemos la mezcla en un cacharro preferiblemente metálico y removemos con un tenedor cada hora 3 o 4 veces para que no se formen cristales de hielo.  

Ya veis que es sencillísimo y el resultado a la vista está!!!


Hasta el próximo día!!!


lunes, 13 de julio de 2020

Red Velvet Cake

Hace ya casi un mes fue el cumpleaños de Juan, y por no variar, pidió su tarta favorita, Red Velvet. Tantos años haciéndola y aún no la tenía publicada. Publiqué los cupcakes , también macarons red velvet y la versión mini cakes, pero no tarta. Así que este año me dije que no pasaba de sacarle una foto rapidita y subirla. Eso sí, foto del corte no fue posible, no le iba a cortar la tarta al cumpleañero antes de tiempo!

Es una tarta muy sencilla y vistosa. Jugosos bizcochos con deliciosa crema de queso, toda una tentación. No hay año que no me la pida y como se lo voy a negar, jeje. 



INGREDIENTES:

Bizcochos: (3 de 15 cm.)
  • 2 huevos
  • 250 gr. de harina
  • 300 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 250 gr. de aceite
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharada de vainilla
  • 250 ml. de buttermilk
  • 1 cucharadita de sal
  • colorante rojo
Crema:
  • 300 gr. de queso crema frío
  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr. de azúcar glas

PREPARACIÓN:

Empezamos preparando los bizcochos. Precalentamos el horno a 180º y engrasamos 3 moldes de 15 cm.

Tamizamos los ingredientes secos en un mismo bol: harina, azúcar, cacao, bicarbonato y sal. En otro bol los húmedos: huevos, vinagre, aceite, buttermilk y vainilla. (El colorante yo se lo eche al buttermilk hasta que tenga el color que deseo)

Integramos los ingredientes húmedos con los secos poco a poco.

Vertemos la mezcla en los moldes y horneamos unos 20-25 minutos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.

Para la crema batimos la mantequilla y el azúcar glas hasta que esté bien integrado. Añadimos el queso hasta integrar.

Para montar la tarta nivelamos los bizcochos (reservamos la tapita que le quitamos). Ponemos el primero de ellos en un plato o disco de tarta y cubrimos con la crema que habremos metido en una manga pastelera para que sea más fácil y pongamos la misma cantidad. Colocamos otro bizcocho y volvemos a cubrir con crema. Colocamos el último bizcocho y cubrimos toda la superficie de la tarta y los bordes con una fina capa de crema. Metemos en la nevera al menos 15 minutos. (Entre capa y capa también la podemos meter en la nevera y nos facilitará el montaje) Pasado el tiempo de nevera cubrimos la tarta con el resto de la crema, con una capa más gruesa.

Con la tapa de los bizcochos que habíamos reservado hacemos miguitas y las pegamos en los laterales de la tarta. Ya se pegan directamente sobre la crema. Las ponemos también por la zona de arriba y terminamos de decorar con la crema en una manga con boquilla de estrella.

Ayer hizo 9 años que publiqué mi primera entrada en el blog, así que esta tarta que sirva para celebrarlo también. Los últimos dos años lo tengo muy abandonado, pero poco a poco espero poder darle más tiempo. De momento a disfrutar de la tarta aunque sea virtualmente!!!

Hasta el próximo día!!!





jueves, 9 de julio de 2020

Helado de limón


Hola! ¿Qué tal va el veranito? Este año será raro, pero una de las cosas que no cambiarán para muchos serán las ganas de helado! Mis favoritos ya sabéis que son los de limón y Noa va por el mismo camino, ella siempre pide memón, jejeje. 

El que os traigo hoy tiene sabor intenso a limón, si no lo queréis tan pronunciado omitir la ralladura. Es muy sencillo de hacer y delicioso, ¿apetece?

INGREDIENTES:

  • 150 ml. de zumo de limón
  • ralladura muy fina de 1/2 limón
  • 400 ml. de leche
  • 150 gr. de azúcar
  • 50 gr. de azúcar invertido
  • 100 gr. de agua

PREPARACIÓN:

Ponemos el agua y el azúcar en un cazo y lo dejamos hervir unos 5 minititos para hacer un almíbar. Apartamos del fuego y añadimos el zumo y el azúcar invertido. Dejamos enfriar. 

Una vez frío mezclamos con la leche también fría y metemos en heladera o en un recipiente al congelador, removiendo la mezcla con un tenedor tres o cuatro veces cada media hora. Dejar congelar al menos 4 horas. 

Para formar las bolas tendremos que sacarlo un rato antes del congelador. Podemos servirlo con unas hojitas de menta, o incluso para los que adoran su sabor, picarlas muy finamente y añadirlas al helado antes de congelar. 

Buen provecho! 



viernes, 19 de junio de 2020

Tarta de chocolate, caramelo y pistachos


Después de más de dos meses sin publicar os traigo esta deliciosa tarta de chocolate, caramelo y pistachos. La hice para celebrar el día de la madre, pero no tuve ocasión de publicarla antes. La combinación de masa dulce de almendra con chocolate, caramelo y pistachos es deliciosa. Incluso a Juan que no es muy chocolatero le encantó, más que a mi, con eso os lo digo todo!

INGREDIENTES:

Masa dulce de almendras: receta aquí.

Caramelo de chocolate con pistachos:
  • 70 gr. de azúcar
  • 30 gr. mantequilla
  • 100 gr. de nata para montar
  • 75 gr. de chocolate con leche
  • 50 gr. de pistachos pelados
Ganache:
  • 60 gr. de chocolate negro
  • 70 gr. nata para montar
  • 10 gr. de miel suave
  • 10 gr. mantequilla

PREPARACIÓN:

Empezamos preparando la masa dulce de almendras como podéis ver aquí y la dejamos enfriar.

Para el caramelo de chocolate con pistachos calentamos la nata. Reservamos. Ponemos el azúcar en un cazo de fondo grueso para hacer un caramelo. Apartamos del fuego y añadimos la nata con cuidado. Volvemos a poner al fuego e incorporamos la mantequilla. Dejamos hervir unos instantes. Retiramos e incorporamos el chocolate picado, removemos para que se derrita e integramos los pistachos también picados. (Podéis reservar un poco de caramelo para decorar como hice yo antes de integrar los pistachos). Vertemos sobre la masa dulce de almendra. Reservamos.

Para la ganache picar el chocolate y derretir en el micro o al baño maría. Calentar en un cazo la nata y la miel. Incorporar al chocolate lentamente en tres veces, removiendo hasta que se integre. Integrar la mantequilla. Verter en nuestra tarta y reservar un par de horas para que coja cuerpo.

Para decorarla podemos verter el caramelo que habíamos reservado haciendo remolinos (calentarlo un poco en el micro previamente) y trazar una línea de pistachos picados a groso modo. Unas florecillas y ya tenemos una preciosa y deliciosa tarta para contentar al más chocolatero. (O al menos, nunca se sabe 😜)

Hasta la próxima!

jueves, 2 de abril de 2020

Rosca trenzada de Pascua


El fin de semana pasado nos pusimos las botas. Esta rosca de Pascua que ves aquí (bueno, ésta no, su hermana versión trenza) fue nuestro desayuno del domingo. No quedó ni una miguita y es que es toda una delicia. La receta es del libro "Postres y otras dulcerías" de Pamela Rodríguez. Ya os lo recomendé en otras ocasiones y no me cansaré de hacerlo. Es una maravilla de libro!!! Hice un montón de recetas y todas son un éxito!!!

Ojeando el libro de Pam de nuevo, me encontré esta rosca trenzada de Pascua. La verdad que en mi casa no hay tradición de Semana Santa, realmente lo único que nos gusta de la Semana Santa son sus festivos, aunque este año como si no los hubiera! Los dulces nos gustan, eso cae de cajón, jejeje, así que no se le puede decir que no sea en la época que sea. 

Sale una buena cantidad de masa, podéis hacer una rosca grande o dividirla en dos. Yo la dividí, una la dejé en forma de trenza, que nos desayunamos calentita (sí, lo de esperar no es lo nuestro, jeje) y ésta en forma de rosca para las fotos. Os animo a que la preparéis, sea en Pascua o cuando más os apetezca!!!


INGREDIENTES:

Fermento:
  • 100 gr. de harina de fuerza
  • 100 gr. de leche
  • 5 gr. de levadura fresca
Masa:
  • 450 gr. de harina de fuerza
  • 5 gr. de levadura fresca
  • 50 gr. de leche
  • 30 gr. de zumo de naranja (lo sustituí por aroma de azahar)
  • 20 gr. de anís
  • 30 gr. de miel
  • 3 huevos medianos
  • 100 gr. azúcar
  • pizca de sal
  • 60 gr. de mantequilla
  • huevo batido para pintar
  • azúcar para decorar

PREPARACIÓN:

Para el fermento mezclamos los ingredientes en un bol y dejamos reposar tapados 1 hora. 

Para la masa ponemos en un cuenco amplio o en el bol de la amasadora la harina y desmenuzamos sobre ella la levadura. Agregamos el resto de ingredientes poco a poco (también el fermento que elaboramos anteriormente), exceptuando la mantequilla. Cuando la masa esté ligada, añadimos la mantequilla en cubos y amasamos hasta que se integre por completo y la masa esté lisa. Hacer una bola y colocarla en un cuenco tapada 1 hora o hasta que doble volumen. 

Volcamos la masa en una superficie enharinada y la amasamos ligeramente para extraer el gas que se forma en la fermentación. Dividimos la masa en dos si queremos hacer dos roscas más pequeñas. 

Estiramos cada masa en dos partes iguales formando dos rulos. Unimos uno de los extremos y trenzamos el resto para formar una trenza de dos cabos. Podemos dejarla tal cual o cerrarla para darle forma de rosca. 

Las ponemos sobre la bandeja del horno forrada con papel, pincelamos con huevo batido y dejamos fermentar hasta que casi duplique volumen. 

Precalentar el horno a 180º.  Pincelamos de nuevo con huevo batido, decoramos con montoncitos de azúcar y horneamos unos 25 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla antes de consumir. 


Hasta el próximo día!!!

viernes, 13 de marzo de 2020

Galletas de limón, romero y aceite de oliva

Llega el fin de semana y que mejor plan que ponerse a hornear. Os propongo estas deliciosas galletas de limón, romero y aceite de oliva. Sólo por el aroma que desprenden ya son toda una tentación. En casa no duraron nada, a poco más y no me dejan probarlas!!!



INGREDIENTES:
  • 50 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo pequeño
  • ralladura de limón
  • 120 gr. de azúcar
  • 180 gr. de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • zumo de 1/2 limón
  • pizca de sal
  • 1 ramita de romero fresco

PREPARACIÓN:

Mezclamos el azúcar con el aceite, la ralladura de limón y la ramita de romero bien picada. Añadimos el huevo y batimos. Incorporamos la harina, con la sal y el bicarbonato tamizados. Hacemos una bola, aplanamos con la mano formando un cuadrado y dejamos enfriar un rato en la nevera. 

Precalentamos el horno a 180º. 

Con un cuchillo cortamos la masa en cuadraditos. Le damos forma de bola a cada uno de ellos y los vamos colocando en una bandeja con papel de horno. Los aplanamos ligeramente y horneamos unos 10-12 minutos. 

Dejamos enfriar sobre una rejilla y las disfrutamos. 


Si queréis darle un toque extra de limón, glasearlas como éstas otras que os dejo aquí, también riquísimas. 

Buen fin de semana!!!






viernes, 6 de marzo de 2020

Lentejas guisadas

Hola!!! Hoy vengo con un plato salado, de eses que no gustan a todos. Como dice el refrán: "lentejas, si quieres las tomas y si no las dejas". Pues bien, la que escribe, no empezó a comer lentejas hasta hace poco más de dos años. La cosa es que llevaba 8 años cocinándolas para mi chico, pero ni las probaba, ni siquiera para comprobar el punto de sal. A él le encantaban y comía en ellas toda la semana si hacía falta, jeje, pero por mucho que me insistía, yo empeñada en que no me gustaban. 

Hasta que un día, justo al quedarme embarazada, las vi súper apetitosas y me dije que tenían que estar bien ricas. Las probé y me las comí. Otra cosa que le tengo que agradecer a mi pequeñaja, jejeje. A día de hoy cada vez me gustan más!

Mis lentejas guisadas siempre las preparé al gusto de mi chico, que era quien las comía. No las preparo como la mayoría de la gente, simplemente en agua y después le echo el resto. Van guisaditas desde el principio con el sofrito, con su choricito, su panceta y su morcilla (aunque ésta no la comemos) También les pongo patata por petición masculina. No son precisamente ligeras, para que engañarse, pero son muy completitas y perfectas para aguantar el frío, nieve o lo que se ponga por delante. También nos gustan caldositas, para poder mojar en el pan si apetece, aunque la foto no la pude sacar el mismo día y al día siguiente ya están más espesas, aún así, deliciosas!!!


Con ellas participo por primera vez en #losviernesreto, capitaneado en esta ocasión por @enis_kitchen, que nos propone despedir el invierno con ese plato que nos encanta y solo lo hacemos en esa época. Si te gusta cocinar y no quieres perderte los retos, no dejes de pasarte por la página de @losviernesreto.

Os dejo con mis lentejas, y ya sabes, si no las quieres, las dejas!!!

INGREDIENTES:
  • Un poco menos de una taza de lentejas  nunca las dejo a remojo)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 tomate
  • caldo de verduras o agua
  • 1chorizo
  • 1 morcilla
  • 1 trozo de panceta
  • 1 hoja de laurel
  • 1 patata grandota
  • sal
  • aceite
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • chorro vino blanco

PREPARACIÓN:

En una cazuela con un chorro de aceite, ponemos a pochar el diente de ajo bien picadito, con la cebolla y el puerro cortados menudos. Añadimos la zanahoria en rodajas y dejamos un par de minutos. 

Cortamos el chorito en rodajas, la panceta en láminas y la morcilla a la mitad. La incorporamos a la cazuela y damos unas vueltas hasta que suelte un poco de color el chorizo. Incorporamos el tomate rallado, damos unas vueltas. Vertemos el pimentón y el chorro de vino blanco. Dejamos evaporar. 

Añadimos unas 4-5 tazas de caldo o agua, según lo espesas que gusten, las lentejas y el laurel. Tapamos, dejamos hervir, salamos y dejamos cocer tapado a fuego lento sobre una horita.  

Pelamos las patatas y las chascamos menudas. A media coción de las lentejas las incorporamos a la cazuela. 

Servimos calentitas y que no falte el pan!!!


viernes, 7 de febrero de 2020

Bundt cake de limón y romero


Este bundt cake llevaba unos meses esperando ver la luz. Entre unas cosas y otras no tuve tiempo a editar las fotos y pasa pasa cambiamos de año, jejeje. Esta fue la segunda vez que lo hice, la primera no llegó a las fotos. 

La combinación de romero y limón hacen de este bundt toda una delicia. Si no probaste el romero en dulces ya estás tardando, queda de fábula!!! Es un bizcocho esponjosito como a mi me gusta y aguanta unos días perfectamente, aunque seguro que vuela en cuanto lo pongas a la mesa!!!



INGREDIENTES:

Bizcocho:
  • 3 huevos
  • 225 gr. de azúcar
  • 225 gr. de harina
  • 130 gr. de aceite suave
  • 150 ml. de buttermilk 
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • pizca de sal
  • ralladura de 1 limón
  • 1 ramita de romero
Glaseado:
  • 50 gr. de azúcar glas
  • zumo de limón

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos nuestro molde. 

Batimos los huevos con el azúcar, una pizca de sal, la ralladura de limón y el romero bien picadito hasta que doblen volumen. 

Añadimos el buttermilk, el zumo y el aceite mientras seguimos batiendo. 

Tamizamos la harina con la levadura y el bicarbonato. La mezclamos con el batido anterior hasta que esté bien incorporada. 

Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 40 minutos. 

Mientras se hornea el bizcocho preparamos el glaseado. Mezclamos el azúcar glas con la cantidad de zumo necesaria para que obtenga la consistencia deseada. A más zumo, más líquido el glaseado. 

Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar 10 minutos en el propio molde. Le damos la vuelta, desmoldamos y vertemos el glaseado por encima. 

Podéis esperar a que se enfríe para echarle el glaseado, aunque yo siempre se lo echo recién desmoldado. 

Lo decoramos con unas rodajitas de limón y un poco de romero. Precioso y rico, rico!!!


Hasta la próxima!!!

jueves, 2 de enero de 2020

Macarons con muselina de chocolate


No te exagero si te digo que llevaba 2 años, 2 eternos años, sin hacer macarons. Pero estas navidades le puse remedio y terminamos el año disfrutando de esta delicia. Los rellené de una deliciosa muselina de chocolate, uno de mis rellenos favoritos.

Los que me leíais habitualmente, sabéis de mi amor por estos pequeñajos. A pesar de estar 2 años separados el amor sigue ahí, no os creáis, jeje. Y es que fue volver a hacerlos y verlos tan bonitos, a pesar de no ser perfectos... y lo ricos que están!!! No os fiéis si los probasteis comprados y no os gustaron, nada que ver. Animaros a hacerlos en casa, no son tan complicados como parece y están riquísimos!!! Un propósito más para el año nuevo, jejeje.


INGREDIENTES:

Macarons:
  • 135 gr. de azúcar glas
  • 100 gr. de almendra molida
  • 70 gr. de claras de huevo
  • 35 gr. de azúcar 
  • colorante marrón 
  • cacao en polvo para espolvorear por encima

Muselina de chocolate:
  • 120 gr. de mantequilla
  • 250 ml. de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 75 gr. de azúcar
  • 12 gr. de maicena
  • 50 gr. de chocolate con leche

PREPARACIÓN

Para hacer las conchas de los macarons mezclamos el azúcar glas con la almendra molida y tamizamos un par de veces.

Batimos las claras, cuando empiecen a espumar añadimos el azucar y seguimos batiendo hasta que estén a punto de nieve, con pico duro, que no caigan al darle la vuelta al bol. Cuando casi estén añadimos un poquito de colorante marrón.

Incorporar la mezcla de azúcar glas y almendra a las claras con movimientos envolventes.

Verter la mezcla en una manga con boquilla redonda e ir vertiendo circulitos de masa sobre papel de hornear que habremos colocado en una bandeja de horno. 

Dejar secar el tiempo suficiente hasta que al tocar las conchas ligeramente con el dedo no dejen marca.

Hornear a 140º unos 13 minutos y dejar enfriar sobre una rejilla.

Para la muselina de relleno batimos las yemas con el azúcar y le añadimos la maicena.

Hervimos la leche e incorporamos un tercio a la mezcla anterior. 

Vertemos de nuevo en el cazo con el resto de la leche y llevamos lentamente a ebullición, removiendo constantemente. Apartamos del fuego, dejamos que atempere un poco y añadimos mitad de la mantequilla. Tapamos con film y dejamos enfriar hasta los 20º. 

Luego batimos de nuevo con el resto de la mantequilla hasta que esté la crema suave y homogénea, le añadimos el chocolate derretido y mezclamos hasta integrar. 

Metemos la muselina en una manga pastelera con boquilla rizada y rellenamos nuestros macarons. Por último espolvoreamos cacao en polvo por encima y a disfrutarlos!!!



Ahora toca esperar por sus majestades, que os dejen muchas cositas!