lunes, 20 de octubre de 2014

Brown velvet con crema de fresa


Hace unas semanas fue el cumpleaños de una de mis hermanas y me pidió que le hiciera esta tarta. La llevara a casa de mis padres en otra ocasión y con el paladar tan diferente que tenemos es todo un éxito que guste a todos.

Me encanta el bizcocho del red velvet no solo por su sabor, sino también por lo jugoso que es. Se mantiene así incluso días después. 

A Juan le gusta tanto que se lo tengo hecho para el desayuno, sin crema. Y con los recortes de las tartas se pone las botas!

Como os conté cuando hice los Red velvet mini cakes, la receta se la tomé prestada a Cristina. Juan ya la conoce como la del "Red velvet", ¿verdad, lechuguita Cris? jejeje.

Para esta versión prescindo del colorante del bizcocho y añado más cacao. En el relleno le pongo un toque de esencia natural de fresas que resulta delicioso. Me encanta esta crema porque sabe a petit suisse.



INGREDIENTES:

Bizcocho: (3 moldes de 15 cm)
  • 2 huevos
  • 240 gr. de harina
  • 10 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 300 gr. de azúcar
  • 250 gr. de aceite suave
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharada de vainilla en pasta
  • 1 cucharadita de sal
  • 250 ml. de buttermilk 

Relleno:
  • 100 gr. de queso crema
  • 100 gr. de mantequilla
  • 175 gr. de azúcar glas
  • una cucharadita de esencia natural de fresa

PREPARACIÓN:

Empezamos preparando los bizcochos. Si no tenemos buttermilk lo hacemos con 250 ml. de leche y una cucharada de vinagre o zumo de limón, removemos y dejamos reposar unos 10 minutos.
Tamizamos los ingredientes secos en el mismo bol: harina, azúcar, cacao, bicarbonato y sal. En otro bol los húmedos: huevo, vinagre, aceite, buttermilk y vainilla.
A continuación integramos los ingredientes húmedos sobre los secos poco a poco.
Vertemos en los moldes engrasados y con el horno precalentado a 180º horneamos unos 25 minutos.

Para el relleno batimos el azúcar glas y la mantequilla hasta que esté blanda y cremosa. Añadimos el queso crema y la esencia de vainilla y batimos hasta integrar. Ponemos un toque de colorante rosa para darle un poco de color. 

Sacamos los bizcochos del frigo y los nivelamos con un cuchillo o una lira. (Aquí es cuando triunfa Juan que se come los recorte, jeje) Montamos la tarta en el plato donde la vayamos servir alternando capas de bizcocho y crema. 


Una tarta que no tiene ninguna complicación y con un resultado fabuloso.

16 comentarios:

  1. Delicioso a la par de bonito!! una maravilla de tarta!! Tu hermana quedaría super satisfecha!! Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
  2. É dos meus bolos preferidos apesar de raramente me sair bem
    Esse ficou bem lindo
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado preciosa y esa combinación fresa y chocolate tiene que quedar genial!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Os pondríais las botas!, que dulzura de tarta....

    ResponderEliminar
  5. Qué gusto poder estar en esos cumples, vaya suerte que tienen tu familia contigo con estos postres tan maravillosos que preparas .
    Se ve deliciosa. Me compré el colorante hace unos meses para prepararla y aún no la hice , aunque me gusta tammbién la idea de prescindir de él y añadirle mas cacao......
    Besinos.

    ResponderEliminar
  6. También me encantan los velvet cakes. Tienen un color precioso que sorprende a todos y como tu dices son jugosos. La verdad es que es la tarta perfecta para celebrar un cumpleaños. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes Evelyn. Una tarta estupenda la que has preparado para el cumpleaños de tu hermana. Me imagino que se quedaría encantada con el resultado, pues te ha quedado perfecta. Aunque con un poco de retraso muchas felicidades para tu hermana.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  8. Ummmmmmmmmmmmmmmm babeando me tienes que arte tienes es venir a visitarte y antojarseme todo lo que veo seguro que esa tarta estaba de muerte relenta ademas de quedarte espectaculaaaaaaar, con hermanas asi da gusto cumplir años.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  9. La red velvet está riquísima pero esta no le tiene envidia, además que me encanta como la presentas. <Muchas felicidades a tu hermana, besotesssss

    ResponderEliminar
  10. Como non lles vai gustar¡¡¡ Si solo con verla... de una sentada y sin mucha hambre se come¡ jejeje mil bicos guapa¡

    ResponderEliminar
  11. Madre de dios que pintaza!! la receta de los bizcochos me la quedo, tengo muchas de hacer una tarta layer y este bizcocho me parece el ideal,no tengo ni idea y me lanzaré con este bizcocho que te parece?? tu que contralas un mónton el tema!! tengo que conseguir la vainilla en pasta y lo demás vendra solo y a ver como acaba el cuento jeje...Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un bizcocho perfecto, Esther. Muy jugoso y a la vez muy rico. Seguro te quedará genial y más rica que estará. Deseando verla!!! Besiños.

      Eliminar
  12. Aquí llega la lechugita Cris jajajaja !!!!

    Juan ... anoche me quedé esperándote con las patatas fritas, los mejillones y el red velvet .... en vista de que no venías nos lo comimos todo, así que ahora .... marchamos a andar para ver si bajamos todas las calorías que cogimos por "tú culpa" jajajaja !!!

    Evelyn mi niña, no imaginas lo que me alegro de que os haya gustado tanto esta tarta !!!!

    Además es que como la haces así en discos sale PRECIOSÍSIMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    Besotes

    ResponderEliminar
  13. Una presentación simple pero espectacular, digna de una revista de repostería.
    Besos Evelyn,hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/10/gato-con-sobrepeso.html

    ResponderEliminar
  14. Hola! Qué pinta más buena y si encima sabe a petit suis una maravilla! Besis

    ResponderEliminar

Gracias por perder un poquito de tu tiempo en pasarte por aquí. Si quieres dejar un comentario me haría mucha ilusión.
Besiños.