lunes, 1 de marzo de 2021

Pan de molde con avena


Esta es la segunda vez que hago pan de molde y la primera que utilizo harina de avena. Los retos de Instagram que me hacen probar cosas nuevas!

Es un pan ligeramente húmedo y delicioso de sabor. Lo repetiré sin duda porque nos encantó y es muy sencillo, sin masa madre, con levadura fresca, amasado en máquina y un resultado estupendo. 







INGREDIENTES:

  • 400 gr. de harina de fuerza
  • 100 gr. de harina de avena integral
  • 350 gr. de leche
  • 9 gr. de sal
  • 1 cucharada de azúcar invertido
  • 20 gr. de mantequilla derretida
  • 15 gr. de levadura fresca
  • leche para pincelar la masa

PREPARACIÓN:

Deshacer la levadura en la leche, mezclar con el resto de ingredientes en el bol de la amasadora y amasar hasta que pase la prueba de la membrana. 

Dejar fermentar tapada hasta que doble volumen. 

Desgasificar ligeramente y formar un rectángulo con la masa. Formar un rulo con ella, enrollando por el lado corto y meter en el molde engrasado. Tapar y fermentar hasta doblar volumen. 

Precalentar el horno a 200º. Pincelar el pan con leche y hornear unos 25 minutos. Dejar enfriar un poco antes de desmoldar. 

Cuando enfríe totalmente lo cortamos en rebanadas y si queremos las podemos congelar. 




No quedó perfecto a la vista, abrió un poco, pero estaba tan rico que se perdona 😂.

Hasta el próximo día! 


viernes, 26 de febrero de 2021

Crepes de naranja

Las crepes, finas y deliciosas tortillas de origen francés. Si algún día voy a Francia, será de lo primerito que pruebe. Aunque en esa lista de primeritos hay mucha cola, porque Francia y los dulces es sinónimo de éxito. 

Las crepes de hoy surgieron a raíz de un nuevo reto de @losviernesreto en Instagram donde había que reflejar en un plato las 4 estaciones del año. El día de la crepe fue este mes de febrero, invierno, dónde la naranja es una de las frutas estrella de esta estación. Para reflejar el otoño, los frutos secos, en este caso pistachos. ¿Hay algo más primaveral que las flores? Qué no falte la primavera en la decoración! Y el verano siempre me deja un buen surtido de moras silvestres en el congelador que acompañan de maravilla a estas crepes. Y si las prefieres sin moras también tengo. Yogur, miel, salsa de naranja, tú eliges con que acompañarlas. 




INGREDIENTES: 

Crepes:

  • 1 huevo M
  • 100 gr. de leche
  • 15 gr. de mantequilla derretida
  • 25 gr. de zumo de naranja
  • 60 gr. de harina
  • 5 gr. de azúcar
  • ralladura de naranja
  • mantequilla para engrasar la sartén
Salsa:
  • 30 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de zumo de naranja
  • 20 gr. de azúcar
Para acompañar y decorar:
  • un puñado de pistachos picados
  • un puñado de moras
  • yogur
  • miel
  • hojas de menta
  • florecillas 
  • lo que te apetezca!!!

PREPARACIÓN:

Para hacer la masa de los crepes ponemos todos los ingredientes en un bol y batimos hasta que no queden grumos. Dejamos reposar media horita la masa en la nevera. 

Engrasamos la sartén con mantequilla y vertemos un cacito de masa, movemos en círculos para que se expanda por toda la superficie. Cuando empiece a cuajar la levantamos con una espátula por el borde y con las manos y movimiento rápido le damos vuelta para que se haga por el otro lado. La reservamos a un plato y repetimos el proceso hasta terminar con toda la masa.

Para la salsa ponemos en un cazo el azúcar y cuando empiece a hacerse caramelo añadimos la mantequilla y el zumo. Dejamos hervir para que reduzca. 

Para servirlas tenemos varias opciones, podemos mojar las crepes completamente en la salsa o ponerla por encima. Así fue como hice yo. También las podemos acompañar de miel y yogur, con pistachos picados y moras. Un toque de menta y unas florecillas para ponerlas bonitas y con aire primaveral mientras esperamos que llegue.

Y ahora viene lo mejor, disfrutarlas!!!




















Hasta la próxima, buen fin de semana!

viernes, 19 de febrero de 2021

Tortilla fea de chocolate

Creo que si no fuera por el reto de esta semana de @losviernesreto en Instagram nunca hubiera probado esta tortilla. Y es que el nombre de por sí ya casi echa para atrás. Tortilla fea de chocolate! No nos vamos a engañar, guapa, guapa no es, pero llevando chocolate se le perdona todo!

La receta original es de Elena Arzak. La descubrí en la web de Gastronomía & cía, aunque cambié el maracuyá del relleno por naranja y también omití el licuado de lechuga verde que la acompaña. Tenía curiosidad por como sabría, pero no tenía lechuga.

Si sois amantes del chocolate, olvidaros de su poco apetecible aspecto y probarla. La combinación de chocolate y naranja es un éxito asegurado y jugosita es toda una delicia. 

INGREDIENTES:

Gelatina de naranja:

  • 50 gr. de zumo de naranja
  • 10 gr. de azúcar
  • 1 hoja de gelatina
Tortilla de chocolate:
  • 1 huevo 
  • 25 gr. de azúcar
  • 25 gr. de chocolate negro picado a cuchillo
  • 2 gr. de cacao en polvo
  • menta y virutas de chocolate para decorar

PREPARACIÓN:

Empezaremos preparando la gelatina. Hidratamos la hoja de gelatina en agua fría unos 5 minutos. Ponemos el zumo con el azúcar en un cazo, cuando hierva añadimos la gelatina escurrida. Removemos y dejamos reposar. Una vez fría la cortamos en fideos gruesos. 

Preparamos nuestra tortilla. Batimos el huevo, le añadimos el azúcar y el cacao, removemos bien para integrar. Incorporamos el chocolate picado y hacemos la tortilla en una sartén antiadherente, como si fuera una francesa, con los fideos de gelatina de naranja por dentro. Mejor que quede jugosita. 

Es un poco delicada de trabajar con el chocolate, con una espátula la fui levantando por un lado y envolviéndola hacia el otro lado. Para servirla la corte a la mitad y puse una sobre otra con la menta y los fideos de chocolate por encima. 

No es muy tentadora a la vista, pero para los que nos gusta el chocolate es una manera diferente de disfrutarlo! 

Buen provecho!





lunes, 15 de febrero de 2021

Pan paratha con cebolla roja, perejil y especias

El paratha es un pan plano sin levadura típico de la India. Tradicionalmente se elabora con ghee en sartén y se sirve caliente con mantequilla untada en la superficie. Es un pan delicioso y muy sencillo de preparar que puedes enriquecer con otros ingredientes añadidos para conseguir un extra de sabor. 

Es ideal para acompañar al curry de ternera que os dejé hace unas semanas, o con unas deliciosas albóndigas al curry, con el riquísimo pollo pukka, o el famoso tikka masala (en el enlace puedes ver otra versión de ese pan solo con leche). Con cualquier salsa para mojar estará delicioso. Nosotros en esta ocasión lo disfrutamos con unas albóndigas especiadas, de las recetas que más repito por lo sencilla que es y ricas que quedan. Ideas no te faltan, ¿con qué lo vas a acompañar tú?

 INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • 125 gr,. de agua
  • 125 gr. de leche
  • 1 cebolla roja 
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de garam masala

PREPARACIÓN:

En un bol mezclamos la harina con la sal, el aceite, agua y leche. Amasamos hasta que esté bien integrado y dejamos reposar 20 minutitos. 

Mientras preparamos el relleno. Picamos la cebolla bien menuda y la ponemos en una sartén al fuego con las especias removiendo un par de minutos. Reservamos. 

Pasado el reposo de la masa la dividimos en 8-10 bolas. Las estiramos alargadas, ponemos una cucharadita de relleno por toda la masa y enrollamos por el lado largo. Formamos como un caracol con el rollo y estiramos para aplanarlas dándoles forma redondita. Hacemos lo mismo con todas las bolas. 

Preparamos una plancha o sartén antiadherente para hacer nuestro pan. Podemos mojar papel de cocina con aceite para untarla. Cocemos nuestros panes más o menos 1 minutillo por cada lado. Cuando empieze a inflarse le daremos la vuelta. Veremos que tiene unas bonitas manchas marrones. 

Servirlos calientes, aunque fríos también están muy ricos. 


Hasta el próximo dia!

viernes, 12 de febrero de 2021

Solomillo de ternera con salsa de vino tinto

Hoy vengo con otra receta salada, solomillo de ternera con una rica salsa de vino tinto. Una propuesta ideal para disfrutar el día de San Valentín, que no todo va a ser dulce!

Es muy sencillo de preparar y delicioso. Hecho con cariño a fuego lento la carne queda muy blandita y en combinación con la salsa está para mojar y no parar. 

Como tenía unas sobras de patatas cocidas preparé un puré espesito con leche y mantequilla para acompañarlo, pero con unas patatas asadas quedaría de lujo.


INGREDIENTES:

  • 750 g. de solomillo de ternera
  • 1 cebolla
  • 6 zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • 200 ml. de vino tinto
  • 100-150 ml. de caldo de carne
  • sal
  • pimienta
  • aceite
  • unas ramitas de romero
  • unas ramitas de tomillo
  • puré de patatas para acompañar

PREPARACIÓN:

Cortamos el solomillo en medallones de unos 2 cm. 

Ponemos un chorro de aceite en una cazuela baja y sellamos el solomillo a fuego fuerte por todas sus caras. Retiramos y salpimentamos. 

En el mismo aceite añadimos el diente de ajo bien picado y la cebolla también menudita. Echamos un chorrito de vino para recoger los jugos de la carne y pochamos unos 5 minutos para que ablande. Añadimos las zanahorias enteras, rallamos el tomate y dejamos pochar un par de minutos más. 

Incorporamos la carne a la cazuela con un par de ramas de romero y tomillo. Añadimos el vino y el caldo (que no cubra la carne) y dejamos hervir. 

Dejamos cocinar a fuego lento hasta que la carne esté tierna y la salsa reduzca. Yo lo terminé de hacer en la cocina de leña lentamente, lo tuve una horita y algo y quedó el solomillo blandito y muy rico. (Si la carne está lista y no se concentró lo suficiente la salsa, puedes retirar el solomillo y dejar la salsa a fuego vivo hasta que reduzca.)


Para servirlo ponemos una capa de puré de patatas en el fondo del plato con el solomillo y las zanahorias encima y unas hojitas de romero y tomillo para decorar. La salsa si queremos la podemos poner a parte para que cada cual se sirva al gusto. 

Buen provecho!!!


Hasta el próximo día!!!

lunes, 1 de febrero de 2021

La biova (pan italiano del Piamonte)

La biova es un pan italiano típico del Piamonte, Italia. Es un pan blanco y suave ideal para disfrutar con embutidos. 

Desconozco como sabe el original, lo que sí se es que éste nos encantó y es tan sencillo y cómodo de hacer que lo haré más a menudo, eso sin duda. En casa ya hubo quien se llevó un bocata para el trabajo de pan biova 😋.

Hice una masa sencilla, sin prefermento ni masa madre, con un amasado rapidito. Por lo que vi por internet, casi todas las recetas llevan manteca de cerdo y miel. Yo la miel la sustituí por azúcar invertido.


INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina panadera
  • 250 gr. de agua
  • 15 gr. de levadura fresca
  • 20 gr. de manteca de cerdo
  • 8 gr. de sal
  • 1 cucharadita de azúcar invertido

PREPARCIÓN:

Deshacer la levadura en el agua templada. Mezclarla en el bol de la amasadora con el resto de ingredientes y amasar hasta que esté lisa y homogénea. Unos 8-10 minutos la amasé.

Formar una bola y dejarla fermentar hasta casi doblar volúmen. 

Desgasificar ligeramente la masa. Dividirla en 6 partes. Formar bolas y dejarlas reposar 10 minutitos. 

Darle forma de salchicha a cada bola de masa y estirarlas con el rodillo a lo largo dejándola de 1 cm. de grosor. Enrollar cada tira como si fuera un caracol. Colocar los panes en una bandeja de horno y meterlos tapados en la nevera toda la noche. 

Precalentar el horno a 220º. Hacer un corte longitudinal en la parte superior de cada panecillo, de punta a punta del borde del caracol. Hornear con vapor unos 20 minutos. 

Dejar enfriar y disfrutar. 


¿Quién se apunta a un bocata de jamón?





viernes, 29 de enero de 2021

Rollos de limón con lemon curd

Si hay algo que me gusta tanto como el chocolate son los dulces con limón. No os vayáis a pensar que en mi casa solo se disfruta del chocolate, jejeje. Bueno, más de uno dirá que "siempre chocolate" 😜.

Hace tiempo que tenía ganas de pobrar a hacer unos rollitos de masa brioche con limón. Sabía que me encantarían, y así fue. Quedaron realmente deliciosos. Masa muy esponjosa con su toque de limón, relleno de lemon curd (ayer os dejé la receta que hago) y más limón en el glaseado. Una delicia para los amantes de este sabor cítrico. No dejéis de probarla!


INGREDIENTES:

Para la masa de los rollos:

  • 350 gr. de harina de fuerza
  • 1 huevo L
  • 125 gr. de leche 
  • 50 gr. de azúcar
  • pizca de sal
  • 10 gr. de levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar invertido
  • ralladura de un limón
  • 60 gr. de mantequilla
  • leche para pincelar la masa
Relleno:
Glaseado:
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharadita de leche
  • 100 gr. de azúcar glas



PREPARACIÓN:

Para hacer la masa de los rollitos deshacemos la levadura en la leche templada y la ponemos con el resto de ingredientes, excepto la mantequilla, en el bol de la amasadora. Amasamos hasta que la masa este homogénea y bien ligada. Podemos hacer un par de reposos que le harán bien a la masa y a la máquina. Hice 3 amasados de unos 10 minutos con sus reposos. Añadimos la mantequilla y amasamos hasta que se integre totalmente y comprobamos que pasa la prueba de la membrana.

Metemos la masa en un tupper y dejamos fermentar hasta que doble volumen. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente que haya. 

Desgasificamos ligeramente la masa, la dejamos reposar unos 15 minutos y formamos un rectángulo de 35x40 cm con ella. Cubrimos con el lemon curd que habremos preparado con anterioridad para que esté frío (receta aquí). Enrollamos por el lado más largo, como si fuera un brazo de gitano. Cortamos los rollitos de unos 3 cm. y los colocamos bien separados, dejando espacio para que fermenten, en la bandeja donde los vayamos a hornear. (Me salieron 13 rollitos que horneé en dos bandejas diferentes). Tapamos las bandejas con film y dejamos doblar volumen. (Yo los tuve toda la noche en la nevera al frío)

Precalentamos el horno a 180º. Pincelamos los rollitos con leche y horneamos unos 20 minutos hasta que estén doraditos. 

Para el glaseado mezclamos el zumo de limón con la leche y el azúcar glas. Lo vertemos sobre los rollitos aun calientes y dejamos enfriar antes de servirlos. Si es que aguantamos, jejeje, porque están para ponerles un  monumento!!!


¿Apetecen? 😋

Hasta el próximo día!!!



jueves, 28 de enero de 2021

Lemon curd

El lemon curd es de mis cremas favoritas. Se puede hacer con huevos enteros o solo con las yemas. También se puede hacer en el microondas, aunque a mi me gusta más el baño maría. 

Si queréis hacerlo solo con yemas aquí podéis ver como lo hice hace tiempo. Y en este otro enlace la versión con lima en microondas.

La que hoy os dejo es con los huevos enteros. Queda deliciosa, con el punto de acidez perfecto, para mi gusto, claro. Aunque dependiendo de donde se vaya a usar se puede jugar con ella aumentando un poco la cantidad de zumo o añadir más ralladura. Mañana os enseño donde acabó!  

 INGREDIENTES:

  • ralladura de 1 limón grande
  • 150 gr. de zumo de limón
  • 3 huevos
  • 125 gr. de azúcar
  • 75 gr. de mantequilla

PREPARACIÓN:

Poner en un bol al baño maría el zumo de limón con los huevos ligeramente batidos, la ralladura y el azúcar. Remover continuamente hasta que espese. Alrededor de los 65º-68º cuajará y estará lista. 

Apagar el fuego y añadir la mantequilla para que se funda. 

Guardar en un recipiente hermético en la nevera hasta su consumo. 


Nos leemos mañana!

miércoles, 27 de enero de 2021

Pasta fresca de calabaza (tallarines con champiñones a la crema)


La pasta fresca es otra de las cosas que no suelo preparar mucho en casa. No tengo maquina, por lo que da bastante trabajo. Aunque merece la pena sacar un poco de tiempo para ponerse manos a la masa y disfrutar de un delicioso plato de pasta fresca casera. 

Además de darle color con la calabaza queda muy rica. La hice las pasadas navidades con unos sencillos champiñones a la crema y hubo uno que se puso las botas. Qué fácil es contentar a veces, jejeje.

INGREDIENTES:

Para la pasta:

  • 100 gr. de puré de calabaza asada
  • 325 gr. de harina
  • 2 huevos
Para la salsa:
  • 200 gr. de champiñones limpios y laminados
  • sal
  • pimienta
  • una cebolla
  • vino blanco
  • 200 ml. de nata líquida
  • aceite
  • tomillo


PREPARACIÓN:

Para hacer nuestra pasta fresca podemos amasar a mano o a máquina. Formamos un volcán con la harina y en el hueco añadimos los huevos y la calabaza, amasamos unos 10 minutos. Formamos una bola y la dejamos reposar un rato tapada. (Si la masa se pega añadir un poco más de harina, es una masa bastante seca)

Dividimos la masa en dos o tres trozos y estiramos cada uno de ellos finamente sobre una superficie enharinada. Con un cuchillo y ¡paciencia! cortamos tiras del mismo ancho para formar los tallarines. (Si tienes máquina para estirar y cortarlos pues muchísimo mejor. Yo no tengo y lo hice a pulso, por eso no son perfectos!) Los dejamos secar una horita.

Mientras preparamos la salsa. Picamos la cebolla menudita y la pochamos en un chorrito de aceite. Añadimos los champiñones y a fuego vivo dejamos que cojan color y suelten el agua. Salpimentamos. Añadimos un buen chorro de vino blanco, dejamos evaporar. Por último añadimos la nata líquida y un poco de tomillo fresco, mezclamos bien y dejamos hervir y que reduzca la salsa.

Ponemos agua en una cazuela alta y cuando hierva añadimos un poco de sal y la pasta. La cocemos unos 3-4 minutos hasta que esté al dente. Escurrimos la pasta y servimos con la salsa caliente. 


Hasta la próxima!

lunes, 25 de enero de 2021

Scones de naranja y pepitas de chocolate

Los scones son  panecillos típicos británicos que se suelen servir con mermelada y mantequilla a la hora del té. Su forma suele ser redonda, aunque hoy en día también se comercializa en forma de triángulos y cuadrados. 

Después de echar un vistazo por la red a la variedad de recetas que existen, con huevo, sin él, con buttermilk , con leche, con nata, con patata, dulces, salados... mi duda estaba en hacer la versión redonda más tradicional y rellenarlos con lemon curd o hacer una masa más dulce para disfrutar sin relleno. Y finalmente me decanté por estos últimos. Scones triangulares de naranja con pepitas de chocolate, una combinación deliciosa a la que no le hace falta nada más!

Y que no os engañen a la vista... hubo uno que me dijo que no le tentaban nada y cuando los probó se comió tres de una sentada, jejeje, menos mal que no le parecían apetecibles, sino no me dejaría ni la prueba! Y es que recién hechos están realmente deliciosos y al día siguiente todavía siguen muy ricos. A más ya no llegaron!!! 

Son muy sencillos de preparar, no hace falta ni amasar, solo mezclar los ingredientes con cuidado de no calentar la mantequilla. Podéis sustituir las pepitas de chocolate por arándanos, frambuesas, pasas... y omitir el glaseado, aunque le da un plus de sabor a naranja delicioso! 



 INGREDIENTES:

  • 275 gr. de harina
  • 10 gr. de levadura química
  • pizca de sal
  • ralladura de una naranja
  • 1 huevo mediano
  • 100 gr. de leche
  • 75 gr. de azúcar
  • 100 gr. de mantequilla bien fría cortada en cubitos
  • 100 gr. de pepitas de chocolate
  • un poquito de leche para pincelar
  • zumo de naranja y azúcar glas para el glaseado

PREPARACIÓN:

En un bol ponemos la harina con la levadura y la sal, mezclamos con el azúcar, la ralladura de naranja y con la mantequilla que debe estar bien fría. Tenemos que conseguir una masa arenosa, como si hiciéramos masa quebrada. Deshacemos la mantequilla con la yema de los dedos y la vamos integrando procurando no calentarla.  

Batimos el huevo con la leche. Hacemos un agujero en la mezcla de harina y mantequilla y vertemos el líquido. Integramos con una cuchara de madera. Si lo hacemos con las manos calentaremos mucho la masa. 

Añadimos las pepitas de chocolate, las integramos a la masa sin mezclar demasiado. 

Ponemos un poco de harina sobre la encimera, volcamos la masa y formamos un círculo de unos dos centímetros de grosor. Lo ponemos en una bandeja con papel de horno y enfriamos al menos media horita. 

Precalentar el horno a 180º. 

Cortar triángulos de masa y ponerlos sobre la bandeja bien separados. (Me salieron 12 scones. Primero dividí la masa en 4 triángulos y de cada uno hice 3 más pequeños).

Pincelar los scones con leche y hornear unos 20 minutos hasta que estén doraditos. 

Preparar el glaseado mezclando zumo de naranja con azúcar glas hasta que no esté ni muy espeso ni muy líquido. Con una cucharita verterlo sobre los scones de forma irregular, como si hiciéramos líneas. 

Servir templaditos y a disfrutar!!!

Hasta el próximo día!